HERRAMIENTAS
Foto: Carlos Garcí­a / Reuters / Archivo / Imagen Referencial

(Caracas, 03 de mayo. Noticias24) – El diario El Nacional publicó este viernes que las grandes cadenas de supermercados y establecimientos dedicados a la venta de alimentos entregaron a la inspectoría del trabajo los horarios modificados, según lo establece la Ley Orgánica del Trabajo (LOT).

Asimismo, indicó que el presidente de la Asociación Nacional de Supermercados y Autoservicios (Ansa), Luis Rodríguez, señaló, en el mes de marzo, que “la aplicación de la ley tiene repercusiones en todos los establecimientos, y afecta en gran medida a los medianos y pequeños“.

Igualmente, agregó, en aquella oportunidad, que “para cumplir con los dos días consecutivos de descanso, muchos supermercados han establecido jornadas de trabajo en las que hay empleados que no laboran algunos fines de semana o días a la semana“.

El rotativo reseñó que los representantes de Ansa “han señalado que para cumplir con la reducción de la jornada laboral y no excederse de las horas establecidas por semana, algunos comercios tienen que establecer nuevos turnos de trabajo con la contratación de nuevo personal” y añadió que “otro inconveniente que presentan es que hay un déficit de entre 15% y 20% de mano de obra disponible para el sector”.

A continuación el texto publicado por el medio:

La mayoría de las grandes cadenas de supermercados y establecimientos que expenden alimentos y víveres en general han entregado a las inspectorías del trabajo sus horarios modificados según lo establece la Ley Orgánica del Trabajo. Incluso algunos establecimientos se adaptaron a la reducción de la jornada laboral antes del plazo establecido por la normativa para aplicar esta medida, es decir, desde el 7 de mayo de 2013.

Representantes de la Asociación Nacional de Supermercados han indicado que el gran inconveniente que tiene el sector es la ausencia laboral y las fallas de personal. Ansa agrupa a 20% del total de establecimientos que operan en el país, es decir, entre 700 y 750 de más de 3.500 comercios.

Luis Rodríguez, presidente ejecutivo de este gremio, dijo en marzo que la aplicación de la ley tiene repercusiones en todos los establecimientos, y afecta en gran medida a los medianos y pequeños. Para cumplir con los dos días consecutivos de descanso, muchos supermercados han establecido jornadas de trabajo en las que hay empleados que no laboran algunos fines de semana o días a la semana.

Hay locales en los que los fines de semana hay ausencia de personal y eso genera que no operen todas las cajas registradoras y el proceso de pago para los consumidores y usuarios en los supermercados se pone más lento de lo habitual.

Los representantes de ANSA han señalado que para cumplir con la reducción de la jornada laboral y no excederse de las horas establecidas por semana, algunos comercios tienen que establecer nuevos turnos de trabajo con la contratación de nuevo personal.

Incrementar la nómina tiene costos adicionales que pesan para todos los comercios, algunos medianos y pequeños no están en capacidad de asumir nuevos empleados. Otro inconveniente que presentan es que hay un déficit de entre 15% y 20% de mano de obra disponible para el sector.

Con la aprobación esta semana del reglamento de la Ley Orgánica del Trabajo, los representantes de los supermercados analizan las opciones de combinar los días de descanso, así como la exigencia de que esta actividad de venta de alimentos y víveres no es susceptible de interrupciones. En el reglamento, se permite incluso extender las horas extraordinarias de trabajo para sectores de servicio público, entre ellos están los supermercados.


Por Katiuska Hernández

Con información de El Nacional