HERRAMIENTAS
Foto: AVN

(Caracas, 3 de mayo. AVN) - El ministro para Energía Eléctrica, Jesse Chacón, puntualizó este viernes que no se ha planteado un aumento de las tarifas eléctricas, sino la evaluación de un nuevo modelo de facturación, que aspira a presentar luego de su plan de cien días.

Ese nuevo esquema, que será sometido a discusión con las comunidades, incluirá escalones que definen el costo del kilovatio en función de si se trata de un bajo o alto consumidor.

La esencia de ese nuevo modelo, que está aún en estudio, es sencilla: quienes hagan un consumo ubicado dentro de los estándares internacionales considerados racionales pueden contar con una tarifa baja, con subsidio del Estado.

“Pero si usted quiere consumir más de lo que está dentro de los patrones internacionales racionales, como estamos en una democracia, a nadie se le va a prohibir, lo que sí va a ocurrir es que el Estado no está dispuesto a subsidiárselo. Entonces usted va a tener que pagar lo que vale su siguiente nivel de consumo. Así iremos haciendo niveles de consumo hasta lo más alto”, señaló en rueda de prensa.

De este modo, el que haga un uso racional de la energía eléctrica pagará menos, y aquel que quiera consumir más pagará un poco más. El objetivo es racionalizar el uso de la energía con un esquema escalonado, con lo cual la gente podrá ahorrar y, a la vez, proteger el ambiente.

“La energía cuesta. Cada quien tiene que tener acceso a la energía, pero también los venezolanos deben reflexionar sobre lo que usamos más allá de lo que necesitamos”, indicó Chacón, quien asumió recientemente la cartera de Energía Eléctrica.

Ahorro energético y subfacturación

Ese uso racional de la energía comenzará por el mismo Estado. El ministro informó que el presidente Nicolás Maduro aprobó un plan de ahorro energético para el sector público, que permitirá reducir 12 % la demanda de electricidad dentro de los organismos estatales. Sumado esto al 8 % logrado tras las medidas extraordinarias adoptadas en 2010, se llegará a una reducción de 20% del consumo eléctrico en el sector público, y, de este modo, la demanda de todo el sistema eléctrico se reducirá en unos 500 megavatios.

El ministro adelantó que estas medidas para los organismos del Estado serán presentadas en el próximo Consejo de Ministros.

Otra decisión importante es la conformación de un grupo de inspectores, que incluye a integrantes del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y trabajadores de Corpoelec, para fiscalizar a los grandes usuarios, su sistema de facturación, su contrato y que cumplan con la autogeneración que se les exige.

Chacón explicó que la mayor parte de las pérdidas financieras que tiene el sistema eléctrico nacional se vincula con los grandes usuarios, que son beneficiados con una subfacturación de manera subrepticia. “Es un tema a atender”, señaló, y de allí la creación del conjunto de inspectores.

Además, comentó que esta semana se reunió con directivos de la Cámara de Centros Comerciales, quienes se mostraron dispuestos a facilitar el trabajo de las autoridades e incorporarse a una campaña por el ahorro energético. Con ellos se trabaja también en un plan de contingencia, el cual implica conocer en cada estado cuál es la demanda que se puede sacar inmediatamente del sistema en eventuales horas pico.

La solución: Corpoelec industrial

El ministro Chacón preciso que la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) actualmente no cubre sus gastos operativos. Se trata de una empresa estatal con 50.000 trabajadores y con sus ingresos sólo puede cubrir 40 % de la nómina.

La solución no es despedir empleados, sino dividir la compañía en una corporación de servicios y una industrial, que se encargue de la producción de los insumos para el sector: bombillos, transformadores, cables, etc., no sólo para el mercado interno sino incluso para la exportación.

De esta manera, la empresa podrá ser sustentable y generar excedentes para subsidiar en parte el servicio, a lo que se sumarían las tarifas racionales por escalones de consumo.

Corpoelec es objeto de un decreto de intervención, como parte de la declaratoria de emergencia en el sector eléctrico que entró en vigencia el 23 de abril. Chacón indicó que esta revisión de la empresa estatal implicará también estrechar los lazos de consulta con las comunidades, por lo que harán talleres pata fomentar esa vinculación.

economía » en esta sección

buscador