HERRAMIENTAS
Foto: Lucy Nicholson / Reuters

(Nueva York, 15 de mayo – Reuters).- El precio del petróleo Brent subió más de 1 dólar por barril el miércoles, revirtiendo pérdidas previas para cerrar por encima de 103 dólares y elevando la prima frente al crudo de Estados Unidos a su mayor nivel en 13 sesiones.

El avance de produjo luego de que los mercados bursátiles en Estados Unidos escalaron hasta máximos y de que señales de un estancamiento en las conversaciones nucleares con Irán dieran soporte al referencial global de crudo.

Datos que mostraron que la zona euro se encuentra en su más prolongada recesión y un incremento en los inventarios de productos refinados en Estados Unidos alentaron una ola vendedora más temprano en la sesión.

Las acciones estadounidenses subieron el miércoles, con el promedio industrial Dow Jones y el índice S&P 500 tocando nuevos máximos históricos, al tiempo que persistió el reciente ímpetu alcista del mercado, aunque un fuerte declive en los papeles de Apple mantuvo controladas las ganancias.

Los inventarios de petróleo en Estados Unidos cayeron la semana pasada, pero los de gasolina y destilados subieron con fuerza, según datos de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés).

Las noticias de un estancamiento de las conversaciones entre la agencia nuclear de Naciones Unidas e Irán sobre las supuestas investigaciones de Teherán para fabricar bombas nucleares ofrecieron un mayor soporte a los precios del Brent.

El crudo Brent subió 1,08 dólares, a 103,68 dólares por barril, tras caer a 101,20 dólares más temprano.

El petróleo estadounidense subió 9 centavos, a 94,30 dólares por barril, tras perder más de 2 dólares luego de la difusión de los datos de la EIA.

El diferencial entre ambos contratos se amplió para cerrar en 9,38 dólares, su mayor nivel en 13 sesiones.

El petróleo Brent está un 13% por debajo de su máximo del 2013, debido a una menor demanda en China y la errática recuperación de la economía de Estados Unidos, los dos mayores consumidores del mundo.

La economía de la zona euro se contrajo por sexto trimestre consecutivo al comienzo de este año, según mostraron datos reportados el miércoles, que sitúan a la región en su recesión más larga desde que comenzó a registrarse el dato en 1995.