×

Yván Gil: “De 800 millones de hambrientos que tiene el mundo, ni uno es venezolano”

Foto: Reuters / Jorge Silva

(Caracas, 20 de mayo – AVN).- Representantes de los Ministerios de Alimentación y Agricultura y Tierras sostuvieron este lunes un encuentro con agricultores y empresarios del sector alimentos y bebidas no alcohólicas con el objeto de analizar la aplicación de planes de acción conjunta que permitan aumentar los niveles de producción y el abastecimiento en el país.

Durante la actividad, que tuvo lugar en el Círculo Militar de Caracas, se instalaron 11 mesas de trabajo para evaluar diversas problemáticas coyunturales y estructurales detectadas en la cadena productiva.

“La idea de estas mesas es que apostemos en la misma vía para resolver de manera inmediata el acceso a las divisas, el tema de precios, los estrangulamientos de algunas cadenas productivas, los costos de producción, insumos, financiamiento, empaquetado, repuestos, bienes de capital, para elevar los niveles de productividad”, informó el ministro de Agricultura, Yván Gil.

Indicó a los medios de comunicación social que “son 11 mesas de trabajo que contarán con la presencia de un viceministro responsable, en la que participarán representantes de la agroindustria y de la producción primaria, y en las que se abarcarán los rubros principales, tales como: hortalizas, frutas, oleaginosas, cereales, cultivos permanentes, bebidas, trigo y pasta, porcino, pollo, lácteos y carne”.

Destacó que se prevé que estos encuentros sean permanentes y no se establezcan sólo para atender una coyuntura.

“La idea es que vayamos a un plan estructural de la producción local de todos los rubros”, acotó.

Control de precios y rentabilidad

El ministro Gil reiteró que la política de control de precios, establecida por el Ejecutivo nacional, tiene como norte proteger a los productores y a los consumidores.

“En Venezuela los agricultores no están sometidos al vaivén del mercado, que algunas veces los favorece y otras los lleva a la quiebra, (…) La estructura de precios debe ser evaluada de manera constante por la Superintendencia Nacional de Costos y Precios (Sundecop), que recibe la información del proceso productivo de manera trimestral o semestral, de acuerdo con su dinámica de evaluación”, dijo.

Explicó que el Gobierno evalúa los márgenes de rentabilidad de cada uno de los rubros alimentarios, de acuerdo con sus características propias.

“No es lo mismo la rentabilidad que debe tener el sector automotriz, que el sector de alimentos o medicinas, por lo que se discuten los márgenes de rentabilidad en función del fin que cumple cada sector “, aseveró Gil.

Destacó que el Estado vela porque el pueblo reciba un producto de calidad y a un precio justo, y a la vez porque el agricultor obtenga pagos dignos y justos por su cosecha.

Al respecto, recordó que a principios de mayo se acordó un subsidio de 1,1 bolívares por kilogramos de arroz paddy a los productores de este alimento esencial en la dieta del venezolano, y otro de 1,76 bolívares por kilogramo a los productores de azúcar.

Asimismo, anunció que no se descarta la posibilidad de implementar nuevos subsidios en rubros que así lo requieran, previo análisis de su estructura de costos.

Soberanía alimentaria

El titular de Agricultura señaló que de las 3.000 kilocalorías diarias que se consumen en Venezuela, entre 1.500 y 1.700 kilocalorías son producidas en el país.

“Alcanzamos un nivel de soberanía, La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por su sigla en inglés) lo ha dicho. De 800 millones de hambrientos que lamentablemente tiene el mundo, ni uno es venezolano. Este es un logro de la Revolución en materia de política alimentaria. Hoy, 98 % de la población, según cifras del Instituto Nacional de Estadística ( INE), come tres veces al día, más de 98 % come carne a la semana, y el 99 % de niños y adultos mayores tienen acceso a la leche”, detalló.

Foto: AVN / Henry Tesara
Foto: AVN / Henry Tesara