×

Crudo Brent cerró en baja la sesión del miércoles

Foto: Lucy Nicholson / Reuters

(Londres, 22 de mayo – Reuters).- El crudo Brent cerró el miércoles por debajo de los 103 dólares el barril, después de que las minutas de la última reunión de la Reserva Federal provocó la caída de los mercados bursátiles en Estados Unidos.

Las acciones estadounidenses cayeron en una sesión volátil, con el Dow Jones perdiendo brevemente más de un 1%, luego de que el presidente de la Fed, Ben Bernanke, sugirió que el banco central estadounidense no estaba preparado para frenar el estímulo económico, pero que podía actuar si la economía sigue mejorando.

Los futuros del crudo Brent cayeron 1,31 dólares para cerrar en 102,60 dólares, luego de perder casi un dólar en la sesión anterior.

Después de perder más de 2 dólares durante la sesión, el crudo en Estados Unidos cerró en 94,28 dólares el barril, una baja diaria de 1,90 dólares, su mayor caída desde el 1 de mayo.

Previamente en la sesión, la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA por su sigla en inglés) dijo que los inventarios de gasolina subieron en 3 millones de barriles la semana pasada, lo que sugirió que el mercado doméstico de combustible estaría bien suministrado durante el verano boreal, temporada alta de conducción de vehículos.

Las existencias de crudo se redujeron en 338.000 barriles, a 394,55 millones, frente a una previsión de una baja de 800.000 barriles en la semana del 17 de mayo, según la EIA.

La gasolina en Estados Unidos cayó 2,5 centavos a 2,82 dólares el galón, tras tocar un mínimo de sesión de 2,79 dólares. La gasolina ha caído casi un 4% desde el 17 de mayo, cuando tocó los 2,93 dólares, su nivel más alto en un mes.

Muchos funcionarios de la Reserva Federal quisieron a comienzos de mes ver más evidencias de que la economía estadounidense se está recuperando antes de iniciar una reducción de su programa de compras de bonos, dijo la Fed el miércoles en sus minutas.

Los programas de alivio cuantitativo del banco central estadounidense han liberado centenares de miles de millones de dólares a los mercados financieros en los últimos años, apuntalando a muchas materias primas, incluyendo el petróleo.