HERRAMIENTAS
Foto: Reuters/ Archivo

(Viena, 30 de mayo – EFE).- El auge del petróleo de esquisto en Estados Unidos no afecta a Venezuela porque es un tipo de crudo ligero que no compite con los pesados y medianos que produce el país latinoamericano.

Así lo afirmó hoy en Viena el ministro venezolano de Petróleo y presidente de la estatal Pdvsa, en vísperas de la primera reunión que celebra este año la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).

Respecto al eventual impacto de la explotación del petróleo de esquisto en Estados Unidos, principal mercado de exportación de Venezuela, Ramírez destacó que se trata de “una producción de crudo liviana, que no afecta”.

“Nosotros somos grandes productores de crudo pesado a mediano, y tenemos una gran capacidad de colocar nuestro crudo incluso en los mercados latinoamericanos. No nos ha afectado de ninguna manera.”, declaró el ministro a un grupo de periodistas.

Tampoco ve un riesgo en la posibilidad de que, con el desarrollo de la tecnología de la fracturación hidráulica (fracking) por el que se extrae el petróleo de esquisto, Estados Unidos pueda autoabastecerse de crudo y dejar de depender de las importaciones de la Opep.

“Ese tema de la independencia está muy bien. Es un tema interno de los Estados Unidos. Nosotros estamos con la bandera de la diversificación a otros mercados y lo hemos venido cumpliendo”, comentó.

Ramírez apuesta por la diversificación del mercado

Recordó que su país “hace tiempo” que se decidió a diversificar sus mercados, y que hoy vende a China, la India y Japón.

“Hoy estamos vendiendo 620.000 barriles al día de petróleo a China. Tenemos un acuerdo para venderle 400.000 a la India”, dijo.

Resaltó también que la estrategia de diversificación venezolana se ha dirigido sobre todo a “los países que tienen un crecimiento sostenido y que tienen la capacidad de procesar crudos pesados, como es el caso de la India”.

Por otro lado, señaló que en la reunión de mañana se hablará de los factores “geopolíticos” que están afectando al precio del crudo y a la OPEP.

“Creo que lo que han hecho en el norte de África es un desastre (..) Han introducido muchísima desestabilización”, dijo el ministro, al tiempo que consideró “increíble” que se mantengan las sanciones internacionales contra Irán por su polémico programa nuclear.

“Bueno, son temas que están ahí, que están afectando siempre a la estabilidad del mercado y son un permanente tema de observación para ver la estabilidad del precio.”, subrayó.