×

El Nuevo Herald: otra desilusión para los sueños de autosuficiencia energética de Cuba

Foto: AVN / Emilio Guzmán / Archivo

(Caracas, 31 de mayo. Noticias24) – Según El Nuevo Herald, una compañía petrolera estatal de Rusia haciendo excavaciones en zonas cercanas a la costa del norte de Cuba está suspendiendo su exploración, según reportes.

Según el rotativo, las actividades sos suspendidas por problemas “geológicos”, pero retomarán la exploración el año que viene.

A continuación el artículo completo:

Una compañía petrolera estatal de Rusia haciendo excavaciones cerca de la costa norte de Cuba está suspendiendo temporalmente su exploración, según reportes, en lo que sería la cuarta desilusión para los sueños de autosuficiencia energética de Cuba en menos de dos años.

El anuncio hecho por Zarubezhneft marcó el fin del único programa de exploración activo en la isla, la cual depende en estos momentos del petróleo altamente subsidiado que les brinda el atribulado gobierno venezolano del presidente Nicolás Maduro.

Zarubezhneft confirmó esta semana que estaba suspendiendo sus labores debido a problemas “geológicos”, pero añadió que retomará la exploración el año que viene, reportó el jueves la agencia noticiosa Reuters en un despacho desde La Habana.

La retirada de los rusos era esperada, debido a que la compañía noruega propietaria de la plataforma de perforación que ellos tenían arrendada, la Songa Mercur, ya había anunciado que el equipo abandonaría las aguas cubanas en julio por otro contrato.

El Servicio Geológico de EE UU ha estimado que las aguas territoriales cubanas cuentan con “un potencial significativo de petróleo convencional no descubierto”.

No obstante, la confirmación de Zarubezhneft marca “otra desilusión” para los sueños de Cuba de encontrar petróleo en sus aguas, dijo Jorge Piñón, experto en energética cubana de la Universidad de Texas en Austin.

El Servicio Geológico de EE UU ha estimado que las aguas territoriales cubanas cuentan con “un potencial significativo de petróleo convencional no descubierto”, entre 4,600 millones y 9,300 millones de barriles. Funcionarios cubanos estiman que las reservas potenciales alcanzan los 20,000 millones.

“Esta es la segunda área geológica en Cuba que… parecía prometedora”, dijo Piñón del bloque de exploración de Zarubezhneft. Pero buscar el petróleo significa que “uno tiene que desembolsar dinero para perforar pozos de exploración”.

Explorando en vano

La compañía petrolera española Repsol gastó $100 millones a principios del 2012 explorando en vano con la plataforma de perforación Scarabeo 9, especialmente construida en China para evitar las restricciones del embargo de Estados Unidos, en las aguas profundas al noroeste de La Habana.

Las exploraciones petroleras de Cuba han causado preocupación entre funcionarios medioambientalistas y del turismo de EE UU.

Petronas de Malasia, Gazprom de Rusia y Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) arrendaron más tarde la plataforma Scarabeo, pero tampoco encontraron nada, y la plataforma abandonó las aguas cubanas a fines del año pasado.

Zarubezhneft entonces hizo su intento, arrendando la Songa Mercur para explorar aguas menos profundas y al este de La Habana a fines del año pasado. Las vecinas Bahamas también han expresado interés en esa área, pero los rusos tampoco encontraron nada.

Se considera probable que los rusos cumplan su promesa de regresar el año próximo, porque el gobierno del presidente Vladimir Putin ha estado haciendo grandes esfuerzos por mejorar sus relaciones políticas y comerciales con los antiguos aliados de Moscú en La Habana.

Las exploraciones petroleras de Cuba han causado preocupación entre funcionarios medioambientalistas y del turismo de EE UU de que cualquier derrame podría impactar la costa este de Estados Unidos, desde los Cayos de la Florida hasta Cape Cod en Massachusetts.

Firmas de EE UU

Los partidarios de mejorar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba también alegan que Washington debería permitir a firmas petroleras estadounidenses buscar su parte de las ganancias potenciales.

Repsol permitió públicamente a funcionarios de EE UU que inspeccionaran la plataforma Scarabeo antes de que llegara a las aguas de Cuba. Zarubezhneft permitió en privado que inspectores estadounidenses examinaran la Songa Mercur, según algunos reportes.

El anuncio de Zarubezhneft significa que, al menos durante un par de años, Cuba tendrá que seguir dependiendo de los 96,000 barriles de petróleo que se estima recibe a diario de Venezuela, y que representan alrededor de dos tercios de su consumo.

Bajo acuerdos altamente ventajosos firmados por el difunto presidente Hugo Chávez, Cuba paga parte del petróleo ya subsidiado con los sueldos que Venezuela paga por los 45,000 médicos y otros cubanos que trabajan en el país sudamericano.

Maduro ha prometido a Cuba que él continuará los subsidios, pero la producción de petróleo de Venezuela ha estado disminuyendo, su economía ha caído y los rivales políticos del presidente están tratando de sacarlo del poder.

Por: Juan O. Tamayo / El Nuevo Herald