×

El Nacional: Pdvsa Gas Comunal redujo 47% suministro de bombonas

Foto: Kervin García / Noticias24 Carabobo

(Caracas, 03 de junio – Noticias24).- El suministro de bombonas de gas se ha convertido en una problemática en algunos sectores del país, tanto por su distribución, como por los altos costos por los cuales se revende. La larga espera por este vital servicio, obliga a muchas familias a adquirir cocinas eléctricas mientras llega el preciado gas directo.

El diario El Nacional realizó un trabajo especial sobre este tema que afecta a muchos sectores populares del país. Según datos de un Informe de Gestión de Pdvsa del 2012, señala que el año pasado el número de bombonas vendidas se redujo en 47,3%.

A continuación el tecto completo:

“Me cansé de estar buscando bombonas y que me roben cada vez que intentaba conseguir una. Por eso me compré una cocinita eléctrica y un hornito”, contó Lucia Martínez, para quien era una tradición comprar un cilindro de gas doméstico en la Cota 905.

El problema del suministro de bombonas ha empeorado. Ya no sólo es la existencia de un comercio informal que las revende hasta por el doble o el triple del precio regulado como ocurre en algunas zonas de Caracas, avenida Morán, 23 de Enero, Los Magallanes de Catia o Mariches, al igual que en el resto del país. Ahora se suma una reducción en la cantidad de unidades que provee Pdvsa Gas Comunal, filial de Petróleos de Venezuela, creada en 2007 tras la estatización de varias de las compañías que participaban en el negocio.

“Cuando existía Global Gas no tenía problemas con la bombona, pero hace varios años eso cambió y tengo que esperar 15 o 20 días por una pequeña”

“Cuando existía Global Gas no tenía problemas con la bombona, pero hace varios años eso cambió y tengo que esperar 15 o 20 días por una pequeña”, dijo Judith Rodríguez, vecina de la parroquia Sucre. Coincide con Mercedes Molina, que vive en Guatire y hace dos años conversó con El Nacional para advertir que la única manera de evitar la carencia del cilindro era comprar dos adicionales y reponer inmediatamente el primero que se le agotara.

“Donde vivía rompieron las calles, pusieron las tuberías y nos prometieron que tendríamos gas directo, pero eso nunca ocurrió. Las vecinas que viven allí todavía cargan con el problema. Yo en cambio me mudé hace un año para un edificio, también en Guatire, y afortunadamente tengo gas directo. Sólo pago 112 bolívares al año y me quité el calvario de las bombonas”, refirió Molina.

Los datos que Pdvsa reporta en su Informe de Gestión 2012 señalan que el año pasado el número de bombonas vendidas se redujo en 47,3%. De 258.264 unidades colocadas en 2011 se bajó a 135.969 bombonas. Igual ocurrió con el alcance de la cantidad de familias beneficiadas, que disminuyó en 28% porque la venta de bombonas pasó de 153.442 a 110.379 hogares.

La tendencia a la baja también se presentó en la fabricación y reparación de bombonas. Pdvsa en su Informe de Gestión 2011 destacaba como un logro que en ese año la producción y refacción de cilindros fuera “114% mayor que en 2010”, pero el año pasado hubo un descenso de 36,4% al caer de 702.533 a 446.536 unidades.

Gas directo. El objetivo del Ejecutivo y de Pdvsa de incrementar la instalación de tuberías de gas metano en el país y beneficiar al mayor número de localidades ha ido con lentitud y concentrada casi de manera exclusiva en las principales ciudades del territorio nacional. “91% de los usuarios se encuentra en la Gran Caracas, seguida de Valencia, Barquisimeto, Guanta, Anaco, Cumaná, Barcelona, Barinas, Cagua, Maracaibo, Maturín y La Vela de Coro”, dice Pdvsa en el Informe de Gestión 2012. Una redacción similar se lee en el reporte de 2011, salvo que para ese año no figuraban las capitales de los estados Anzoátegui, Sucre y Zulia.

La tendencia a la baja también se presentó en la fabricación y reparación de bombonas.

“En Colombia el gas por tuberías ya llega a más de 500 municipios, es casi la mitad de su territorio, pero eso no ha ocurrido en Venezuela, donde Pdvsa sólo se ha concentrado en 25 de un total de 335 municipios que hay en el país”, denunció el ingeniero Diego González, exgerente de Pdvsa Gas. “La falta de inversión en la producción de gas natural, al igual que en el gas propano para las bombonas, se repite en la distribución de metano”, agregó.

Pdvsa informó que el año pasado 353.000 usuarios en todo el país recibieron gas por tuberías, la cifra representó un incremento de 11,7% con respecto a los 316.000 que se contaron en 2011, pero el alza no logra compensar la caída en la distribución de bombonas en los hogares del país.

En el Plan Siembra Petrolera, anunciado en 2005, se previó que el proyecto de gasificación nacional pretendía en 5 años llevar el gas directo a 660.000 hogares y en 10 a 3,2 millones de familias. Al cierre de 2012, Pdvsa sólo cubrió 53% de la meta que debió cumplir en 2010 y alcanzó 10% del objetivo fijado para 2015.

Formación en La Habana

Se ha vuelto una tradición que trabajadores de Pdvas Gas Comunal permanezcan por seis semanas en La Habana y Varadero para participar en talleres de fabricación y soldadura de bombonas que operan en esas ciudades. Los gastos de estadía son cubiertos enteramente por la empresa, mientras que Conviasa concede los cupos de ida y vuelta en sus vuelos diarios a la capital cubana.

“A través del Acuerdo con Cuba se han capacitado a 225 trabajadores en el área de seguridad industrial. Se ha ejecutado la instrucción del personal en soldadura, debido al auge que ha tenido la Gerencia Nacional de Manufactura y Renovación en la reparación y realización de cilindros y granel de diferentes volúmenes”, informó Pdvsa en su Informe de Gestión 2012.

En el documento se menciona que gracias al convenio con Bielorrusia, 26 trabajadores fueron entrenados en ese país europeo para la instalación de tuberías de gas metano. También indica que 2.341 personas recibieron entrenamiento en las operaciones vinculadas con el manejo de gas licuado de petróleo. De esa cantidad, 1.921 forman parte de la nómina de trabajadores de la filial y los restantes 420 son milicianos.

La Cifra

170% por encima llega a registrar el precio de la bombona de 10 kilos. Está regulada en 3,70 bolívares pero ya es una norma que el cobro sea 5 bolívares, es decir, se consigue “oficialmente” con un recargo de 35%. Sin embargo, la escasez ha disparado los precios y en ocasiones ese mismo cilindro llega a 10 bolívares, lo que implica 170,2% por encima de la tarifa controlada.

Con información de El Nacional