×

Diario La Verdad: restricción en venta de comida perjudicará a familias con bajo poder adquisitivo

Foto: Jorge Silva / Reuters

(Caracas, 06 de junio. Noticias24) – El diario La Verdad publicó un trabajo especial sobre las implicaciones que traerá la activación del sistema automatizado de compras programadas, creado por la Gobernación del Zulia. Especialistas afirman que era necesaria una evaluación, en profundidad, de las consecuencias que generaría tal medida.

La iniciativa de la venta racionada de alimentos y productos básicos de higiene y aseo, busca “combatir el contrabando hacia Colombia“, según fuentes empresariales.

Esta medida contempla que una persona solo puede adquirir 20 rubros regulados y según la periodicidad que el gobierno regional establezca.

A continuación el texto publicado en el diario La Verdad:

“Antes de tomar una decisión de racionamiento hay que hacer una evaluación con relación a la situación que está ocurriendo, a quién va afectar esta medida y por qué”. Las consecuencias de un control en el abastecimiento de las familias golpearán a quienes tienen “menores recursos económicos”, alertó Raima Rujano, licenciada en Trabajo Social.

El riesgo que se corre con la activación del sistema automatizado de compras programadas, creado por la Gobernación del Zulia, es que “este control sería rígido, como una bomba de tiempo, porque llegará un momento en el que puede explotar (la gente) ante esta barrera que le están colocando para el consumo de alimentos básicos”.

“Las consecuencias golpearán a quienes tienen menos recursos económicos”

Rujano analizó que el impacto será a familias que “compran a diario” y son “extensas”. Grupos familiares que no “pueden tenerles como condición cuántos productos pueden consumir”, porque solo sus miembros saben lo que necesitan, y que “dependen de sus hábitos de alimentación y necesidades de comida”.

La población se acostumbró a que el Estado decidiera y ahora se adentró a su hogar, asume una medida y “eso no se puede hacer sin un estudio previo. Se está en contra de la libre de decisión, del ejercicio del ciudadano, de la democracia”. Además, hay otro efecto y “tiene que ver en la vida cotidiana: perder tiempo en las colas”.

Cuestión de fondo

La investigadora insistió: “Cómo te imponen cuándo puedes comer. No pueden, y mucho menos para castigar a alguien que no es la generalidad de la gente. Si tienen que tomar medidas que las tomen, pero no tienen por qué pagar las otras personas menos favorecidas”.

Consideró que el contrabando debe eliminarse aplicando las leyes. “Los controles deberían comenzar por quienes ilícitamente se llevan los productos para otras partes y los esconden”, sin restringir a la mayoría de las personas por una minoría que comete ilícito. “El asunto no es que se los llevan a Colombia, es que no hay suficiente producción para la cantidad de gente que hay. No hay incentivo a la producción”.

“No hablaría de un fracaso” en el plan de seguridad alimentaria y la participación de los consejos comunales para las denuncias, sino en “que no hay apoyo” en la vigilancia en algunos puntos de la ciudad donde siguen presentes rubros a precios por encima de regulación. “En otras partes hay operativos, pero hay otras en las que no”.

Rujano advirtió que la actividad de contrabando surge por el desempleo, un problema que se mantiene en las familias pobres.

Por Yasmín Ojeda Ruiz