HERRAMIENTAS
Foto: Zurimar Campos / AVN / Imagen Referencial

(Caracas, 10 de junio. Noticias24) – Según información publicada en el diario La Verdad, la ejecución de casas de la Gran Misión Vivienda Venezuela (Gmvv), uno de los principales dinamizadores de la economía el año pasado, “perdió el ritmo con el que se inició“.

Para los especialistas, esta política gubernamental solo perseguía un propósito electoral. Creen que en los próximos meses la construcción de viviendas se irá reduciendo.

A continuación el texto publicado en el diario La Verdad:

En el primer trimestre de este año el sector de la construcción sufrió una caída de 1,2 por ciento, producto básicamente de la merma de 2,9 por ciento en las obras del Gobierno, de acuerdo con cifras del Banco Central de Venezuela (BCV).

Para Ángel García Banchs, director de la firma Econométrica, la entrega de soluciones habitacionales por parte del Ejecutivo comenzó a disminuir debido a que el programa social no es sostenible.

“La Misión Vivienda fue una simple promesa electoral, en ningún país del mundo el Gobierno puede estar regalando casas. La Misión Vivienda no se eliminará por completo, pero se irá reduciendo en los próximos meses”.

El profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV) recordó que el Ejecutivo se endeudó para implementar el programa social, por lo que ahora tiene pendiente el pago de los compromisos adquiridos.

Menos casas

De acuerdo con cifras oficiales, en el primer cuatrimestre de este año solo se construyeron 34 mil casas de la Gmvv, apenas nueve por ciento de la meta para 2013, que se fijó en 380 mil.

Entre enero y abril hubo 16 mil 670 soluciones habitacionales menos que en el mismo período de 2012, cuando se entregaron 50 mil 870 unidades.

De mantenerse el ritmo de ejecución, el sector público solo podrá culminar 102 mil viviendas, por lo que cumpliría apenas el 26 por ciento de la planificación.

El año pasado el Gobierno aceleró la construcción de casas, la bandera electoral en el marco de la campaña para la reelección del entonces presidente Hugo Chávez.

Ahora, tras el fallecimiento del líder de la revolución y con Nicolás Maduro al frente del Poder Ejecutivo, la edificación de viviendas parece no estar entre las prioridades. El Gobierno se endeudó para construir casas, ahora tiene que pagar esa deuda.

Por Daniela García