HERRAMIENTAS
Foto: Reuters / Jorge Silva

(Caracas, 10 de junio. Noticias24) – El diario La Verdad publicó un trabajo especial sobre las reacciones de los zulianos, ante la medida del Ejecutivo de frenar el control en la venta de alimentos de primera necesidad en esa entidad.

El pasado sábado el presidente Nicolás Maduro fustigó la iniciativa del gobierno regional de racionar la venta de productos. Lo consideró como una “locura”, dijo que la solución es producir y crear conciencia en las familias venezolanas sobre el consumo.

A continuación el texto publicado en el diario La Verdad:

Maritza Hernández, de 66 años, caminaba por la plazoleta de la Basílica de Chiquinquirá, cargando una bolsa con comida. Regresaba a su casa luego de hacer una compra. Con paso lento a causa de la “vejez” se dirige a la parada del transporte de Bella Vista. Frunce su rostro al resaltar que “era una locura racionar, porque esto no se había vivido antes. Estamos viviendo entre colas. Soy una persona vieja. He sufrido una barbaridad este año comprando”.

La iniciativa para frenar el “bachaqueo” de alimentos con un sistema automatizado de compras de productos la desechó el Gobierno nacional. El presidente Nicolás Maduro dijo “es una locura, a quien se le haya ocurrido poner un chip de consumo. Esa no es la solución, sino trabajar más y producir más”.

“He sufrido una barbaridad este año comprando”

La Gobernación del Zulia propuso la medida que derivó en la negativa del Ejecutivo y fue acatada por la gestión regional al considerarla igualmente: “Una locura”.

Hernández, mientras apuraba su caminar, insistió en su malestar para adquirir la comida en los supermercados. “Me matan las colas. Esto que estamos viviendo no puede ser”. Recordó la última vez que debió esperar horas para abastecerse de alimentos. “Fue de harina. Tenía que hacer las arepas”.

Bajo la sombra de los árboles estaba Carlos Rodríguez, de 78 años, escuchaba la misa dominical sentado en uno de los bancos de la plaza, aseguró que el sistema de compras que “pensaban (aplicar) está escrito en la Biblia. Ese es el principio del número de la bestia. Quien no tenga el número no puede comprar ni hacer nada. Yo no estoy de acuerdo. Me parece bien que lo eliminaran y que vayan por los ‘bachaqueros’”.

El “bachaqueo” se conoce como la actividad ilícita de sacar productos, regulados y no, para acapararlos y sacarlos a la frontera con Colombia. Hay grupos que se dedican a venderlos por encima del precio controlado por el Ejecutivo nacional. Más de 30 rubros y artículos de aseo personal están sujetos a disposiciones legales.

“Estamos viviendo entre colas. Soy una persona vieja”

Para Rodríguez, el “desastre” era “el captahuellas. Eso no debe ser”. La razón de la presencia de colas y actividades ilícitas de personas con la comida es porque “aquí no están produciendo nada. El campo está abandonado y es donde se producen los alimentos. Antes se producía mucho: maíz, yuca, plátano, leche, queso y carne”.

Carmelo Bernal, de 66 años, prefirió “el chip” porque el método “es bueno. Hay que racionar para que todos seamos iguales. Tienen de negocio los alimentos y hay que acabar con el ‘bachaqueo’”. Aunque reconoció que “todo lo que haga el presidente (Nicolás Maduro) está bien. El Gobierno es quien sabe las medidas a hacer”.

Pero Daimali Rodríguez, de 37 años, rechazó el control en las compras. Apeló a los derechos humanos. “Todos somos venezolanos, deberíamos tener igualdad, el mismo derecho. Debemos tener el mismo derecho si es que vivimos en democracia”.

Por Yasmín Ojeda