×

Profesores universitarios reclaman que ganan menos que los choferes de autobuses

Foto: Cortesía / Panorama

(Caracas, 12 de junio – Noticias24).- La problemática del incremento salarial del sector universitario ha sido tema de discusión desde hace varios meses por los gremios que la representan, pero hasta la fecha no se ha obtenido respuesta por parte del ente gubernamental correspondiente.

La remuneración de un profesional de la educación se ha llegado a comparar con labores de menos preparación. El diario regional Panorama abordó este importante asunto de relevancia noticiosa.

A continuación el texto completo:

Un profesor universitario en el país gana menos que uno de México, Colombia, Argentina o Brasil. Mientras que el salario de un profesional de la educación en cualquiera de estos cuatro países sobrepasa los 3.000 dólares, en Venezuela llega a $1.147.

De acuerdo con el escalafón salarial de profesores de La Universidad del Zulia (LUZ), un docente gana desde Bs. 2.630, recién llegado, hasta 7.232 bolívares, para lo que deben mediar estudios de postgrado, maestrías, doctorados, varios años de preparación académica.

Un docente gana desde Bs. 2.630, recién llegado, hasta 7.232 bolívares

La vicerrectora académica de esa casa de estudios, Judith Aular, ha insistido en que LUZ, como el resto de las casas de estudios superiores del país, se encuentra en conflicto laboral por aumento de salarios y a ello se suma una asignación de presupuesto que no va a la par con las necesidades de funcionamiento.

Aular afirma que esta es la razón por la que desde el 2012 han renunciado más de 30 profesores, solo en Ingeniería, los motivos son dos fundamentalmente: el bajo sueldo y la inseguridad de la universidad.

Para la profesora de Ingeniería, Nancy Rincón, el sueldo de un titular no alcanza para pagar los servicios, alimentación, préstamos, seguro médico, vivienda, estudios de los hijos, libros y medicamentos.

“Tengo 21 años laborando en LUZ y mi sueldo es de 7.232 bolívares, pero con todas las deducciones me queda en Bs. 2.000. ¿Cómo hago una compra para alimentar a mi hijo? ¿De dónde saco para pagar los servicios, los préstamos, el seguro y los medicamentos? No es justo que siendo una profesional gane menos que un chofer de un carrito por puesto”, expresó.

Como “desactualizado” ha sido calificado el salario del gremio, por ejemplo, un rector tiene una prima de 1.800 bolívares además del sueldo de un titular (Bs. 9.030). Un vicerrector o decano devenga un bono de Bs. 1.600, más su salario, esta escala ya tiene 4 años sin ninguna alteración

Ante la situación, el ministro de Educación Universitaria, Pedro Calzadilla, reconoció, ayer, que el reclamo salarial del sector universitario es legítimo, al tiempo que pidió que el contrato colectivo se discuta sin imposiciones en un espacio “más abierto y plural de negociación. El aumento salarial va a ser muy satisfactorio”.

“Estamos trabajando para acordar ese incremento por la vía que establece la Ley Orgánica del Trabajo, para discutir un contrato colectivo de un sector. No queremos que haya imposición de ningún tipo, sino buscar el espacio más abierto y plural de negociación”, dijo.

“No es justo que siendo una profesional gane menos que un chofer de un carrito por puesto”

Argumentó que “la expectativa salarial es de los 160 mil trabajadores de las 64 universidades. Solo algunas asociaciones de profesores de algunas universidades han tomado la decisión de paralizar las actividades. No quiero criminalizar ninguna forma de lucha, pero pregunto: si hay una discusión que avanza, ¿por qué ir a un paro? Si el Gobierno se negara a discutir el aumento, se comprendería esa actitud, pero no es ese el caso”.

En la marcha efectuada ayer en la mañana en la Facultad de Medicina, estudiantes expresaron opiniones a favor y en contra al paro indefinido de LUZ, que hoy suma cuatro días.

“Esto atrasa las actividades académicas, porque esta año yo debería graduarme, pero con la suspensión de clases terminaría de estudiar el próximo año”, expresó Margarita Suárez, estudiante de arquitectura.

Como una causa “justa y razonable” calificó Eduardo González, estudiante de ingeniería química, la suspensión de clases, porque “los profesores que nos dan clases a diario se merecen calidad de vida y tenemos que apoyarlas”.

“Además, en el laboratorio de química no tiene reactivo, ni equipos, la biblioteca está desactualizada y dentro de los salones de clases nos han llegado a robar. Esta universidad urge de un presupuesto digno”, apuntó el joven.

Se conoció extraoficialmente que el Ministerio de Educación Universitaria propondría el 100% del aumento salarial, sin embargo, esta información no fue confirmada.

Por: Yanivis Florián

Con información de Panorama