HERRAMIENTAS
Foto: Jeans Keleane / DPA / Archivo

(Caracas, 13 de junio. Reuters) – La mayor planta de la filial en Venezuela de la mexicana Coca-Cola Femsa (KOF) reiniciaba sus operaciones el jueves luego de más de tres semanas de una paralización que afectó sus ventas y generó episodios de escasez de sus productos en el país, dijo la firma en un comunicado.

El 20 de mayo las operaciones de la planta en Valencia, al oeste del país, fueron detenidas por un grupo de 50 trabajadores que abandonó la discusión del contrato colectivo y selló los portones considerando que las condiciones planteadas por la empresa les eran desfavorables.

KOF calificó la huelga de “ilegal y arbitraria” y denunció que el conflicto le hizo perder 15 por ciento de las ventas de mayo, mientras en Valencia y algunas zonas de Caracas se produjeron episodios de escasez de sus productos como bebidas gaseosas, agua embotellada, jugos y tés.

El levantamiento de la paralización es resultado del esfuerzo de los trabajadores en defensa de su derecho al trabajo con apego a la ley (…) así como al rechazo a la violencia como mecanismo válido para plantear diferencias”, dijo la directora de asuntos corporativos de KOF, Mariana Parma.

Aún no hemos cuantificado la afectación de la protesta en el nivel de producción. En lo que se refiere a horas-hombre perdimos 200.000 horas, pero los trabajadores estamos comprometidos a esforzarnos para recuperarlas”, agregó.

Coca-Cola Femsa (KOF) es la embotelladora de Coca-Cola más grande del mundo en términos de volumen, con una distribución anual de 2,5 billones de cajas.

Venezuela aporta el 18 por ciento de los ingresos de KOF.

economía » en esta sección

buscador