HERRAMIENTAS
Foto: AM Noticias360

(Caracas, 18 de junio. Noticias24).- El presidente de Fedecámaras Jorge Botti concedió una entrevista al diario Panorama, en el estado Zulia, donde se refirió a la situación económica del país y aprovechó la oportunidad para ofrecer un balance de su gestión en la referida organización.

Botti se mostró optimista al asegurar que el desabastecimiento de algunos productos de la cesta básica se acabará pronto.

“Pasarán unos meses para que el flujo esté completo”, pero la gente debe saber que “el problema está en vías de solución”.

Lea la entrevista completa a continuación

— Pareciera que viene una nueva etapa de relaciones entre el Gobierno y el empresariado…
— El diálogo entre la cúpula empresarial y el Gobierno está en crecimiento y desarrollo cada día hay vocación de hacerlo.

Estamos esperando una convocatoria amplia y sincera para un diálogo nacional. Esto es el resultado de procesos históricos que son complejos. En primer lugar, Fedecámaras cambió su estrategia, dejó de ser tan confrontacional para pasarse a la acera de la propuesta y eso es algo que ha rendido sus frutos. El Gobierno ha dejado de tenernos miedo porque no somos enemigos políticos y eso es muy importante. Fedecámaras no es una organización con vocación de poder, no debe serlo jamás y en la medida de que el Gobierno entienda que en nosotros no tiene un enemigo político, en todo caso tiene alguien con quien tiene diferencias ideológicas, eso ha ayudado (…).

— ¿Qué tanto de maniobra ha podido manejar Fedecámaras en la Venezuela actual?
— Hay una rejilla divisoria que es clarísima. Hay que dividir entre los actores y las organizaciones que busquen el poder político y los que no estamos en esa búsqueda. Fedecámaras en algún momento estuvo en la escena, y no lo podemos negar, y además ostentó el poder y para muy buena parte de la población se percibió como una estrategia y eso es un error. En la medida que entendamos que solo los partidos políticos son los que se disputan el poder, van marchando mucho mejor los diálogos y en Venezuela tenemos que ver cuál es nuestro papel natural (…).

— Ustedes insistían más en la estabilidad laboral que en la inamovilidad, ¿qué pasó con esa propuesta?
— Tenemos información de que el Gobierno lo está pensando. Es sencillo que la gente lo entienda: si una empresa tiene 100 trabajadores o 20 trabajadores va ser teniendo los mismos 20 o 100, pero que pueda haber flexibilidad, porque siempre es un reducido grupito de 2%, 3%, 5% o el 10% que le echan a perder el cuento a todos y eso es un lastre para la empresa. Eso implica modificarlo por vía decreto sustituir inamovilidad por estabilidad, sino además poner a funcionar a las inspectorías del trabajo que están llenas de denuncias de calificación de despido que no salen jamás en todo el país.

— ¿Cómo ve el crecimiento sostenido del país?
— Muy comprometido. Tuvimos un crecimiento muy halado por el consumo y muy poco avalado por la inversión fue una ilusión de crecimiento. Eso nos pasa en Venezuela con relativa frecuencia. En los últimos 30 años hemos tenido tres o cuatro bonanzas petroleras y estamos muy lejos de hacerlo. Este año podría ser de nulo crecimiento o de contracción económica de 0, -1 del crecimiento del Producto Interno Bruto y una alta inflación. La sensación de bonanza se nos quedó en el 2012 (…).

¿En cuánto tiempo cree que se pueda resolver el problema del desabastecimiento, algunos sectores han propuesto tres meses?
— Va a seguir tardando. Entiendo que la gente está nerviosa, estamos trabajando para resolverlo. Les digo que compren los productos que necesiten porque en semanas va a volver otra vez.

Pasarán unos meses para que el flujo esté completo, pero el nerviosismo de que la comida se va a acabar para siempre no lo debemos tener. La conducta del consumidor no se puede controlar. A la gente no le gusta que le racionen las ventas. Lo que sí debe saber es que el problema está en vías de solución (…).

¿Han hecho un balance con los estados fronterizos que han sido los más golpeados con el ‘bachaqueo’ alimentos?
— Tienen un problema mayor porque las asimetrías que hay entre una economía sana con la venezolana son demasiado grandes. Eso no se va a poder solucionar a menos que llevemos los precios a su verdadero equilibrio hay una propuesta reciente del gobernador del Táchira (Vielma Mora) de subir los precios y es un tema que inevitablemente vamos a tener que afrontar los venezolanos muy pronto sino siempre va ver contrabando de extracción ¿por qué no se llevan los productos que no están controlados? porque los precios están iguales del otro lado de la frontera. Sabemos que eso no es fácil hacerlo porque eso implica darle un golpe a los consumidores (…).

¿Qué balance hace usted de su gestión frente a Fedecámaras?
— Estoy satisfecho porque tracé cuatro objetivos que tenían que ver con recuperar la referencia de la población hacia Fedecámaras, el respeto, la credibilidad, hacer alianzas con otros actores. Ahora va estar conformada por los presidentes de los 13 sectores económicos más importantes del país (…). Quedó pendiente dejar bien claro un camino de diálogo, que verdaderamente el alto Gobierno se siente con Fedecámaras sin penas y sin reserva para hablar de los problemas que tiene el país.

economía » en esta sección

buscador