HERRAMIENTAS

(Caracas, 04 de Julio. AVN) .- El supermercado Central Madeirense, ubicado en el Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (Ipsfa), en Caracas, fue sancionado tras detectarse la venta de carne con un sobreprecio de hasta 300%, en productos que habían sido suministrados por la estatal Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (Casa) a costos bajos para garantizar su distribución al público a montos regulados.

El comercio vendia a 105 bolívares el kilo de carne

El superintendente Nacional de Silos, Almacenes y Depósitos Agrícolas (Sada), Luis Moreno, indicó que como parte de las acciones del Ejecutivo Nacional para garantizar el abastecimiento y combatir la especulación, Casa mantiene un convenio para el suministro de rubros básicos (carne, pollo, aceite y pasta) a más de 300 establecimientos comerciales en todo el país, a través del cual ha distribuido más de 24.000 toneladas de productos alimenticios.

Explicó que en el caso de Central Madeirense, aunque se trataba de un corte prémium, que está fuera de la regulación, el supermercado lo recibe de Casa a precios muy bajos, con el propósito de que se expenda al precio fijado por el Estado: 27,29 bolívares el kilo. Sin embargo, el comercio lo vendió a 105 bolívares.

Tras la inspección del Sada, el Instituto Nacional para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis) aplicó una sanción de 1.000 unidades tributarias (107.000 bolívares), y se procedió a la venta supervisada al precio regulado de los 450 kilos de carne que restaban en el lugar, de los 5.500 kilos despachados originalmente.

Estas acciones son emprendidas por el Sada en conjunto con la Dirección de Fiscalización del Indepabis, a los fines de garantizar que los rubros lleguen a los venezolanos a precios justos.