×

El oro cerró la jornada de este viernes con una baja de 3%

Foto: EFE

(Nueva York/Londres, 5 de julio. Reuters) .- El oro cayó un 3 por ciento el viernes tras datos de empleo en Estados Unidos mejores a lo esperado que impulsaron al dólar y reavivaron las preocupaciones de que la Reserva Federal podría reducir su estímulo monetario durante el año.

Un informe en Estados Unidos mostró que empleadores sumaron 195,000 puestos de trabajo nuevos el mes pasado, mientras que el desempleo se mantuvo sin cambios en un 7,6 por ciento, porque más gente se incorporaba a la fuerza laboral. Economistas habían pronosticado la creación de 165.000 empleos.

Los datos podrían anticipar una reducción del programa de compra de bonos de 85.000 millones de dólares mensuales del banco central estadounidense. La perspectiva de un recorte del estímulo monetario ya había desencadenado turbulencias en los mercados mundiales de activos.

El oro al contado cayó hasta un 3,3 por ciento a un mínimo en la jornada de 1.207,50 dólares la onza y al cierre del mercado operó en 1.215 dólares, una baja de un 3 por ciento y con lo sumó su tercera semana seguida de pérdidas.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en agosto cayeron un 3,1 por ciento, a 1.212,70 dólares.

El oro registró su caída trimestral más grande de la que se tenga registro, bajando un 23 por ciento en el período de abril a junio, con ventas exacerbadas por las expectativas de una reducción de un estímulo monetario en Estados Unidos.

La perspectiva de una menor liquidez impulsaría un alza de las tasas de interés, quitando atractivo al oro.

El dólar subió a un máximo en tres años frente a una canasta de las principales monedas.

El oro estuvo bajo presión después de que el Banco Central Europeo señaló en la sesión anterior que podría reducir las tasas de interés, una medida que impulsará el dólar aún más alto y que pesará sobre el metal precioso.

La plata cayó un 3,7 por ciento a 18,79 dólares la onza.

El platino bajó un 1 por ciento a 1.324,99 dólares la onza.

El paladio subió un 0,5 por ciento a 677,97 dólares la onza.