indicadores financieros

HERRAMIENTAS
Foto: Reuters / Archivo / Imagen Referencial

(Caracas, 08 de julio. Noticias24) – El expresidente de la Asociación Venezolana de Exportadores, Francisco Mendoza, señaló al diario El Nacional que “exportar ya no es negocio” y que el país ha “llegado al nivel más bajo en 50 años”.

Asimismo, indicó que de 2.700 empresas inscritas en la asociación, “entre 100 y 120 están operativas y prueba de ello es que las ventas externas no petroleras han descendido 90%” y añadió que “de 7 millardos de dólares que ingresaban al país en 1970 se pasó a 600 millones de dólares en el primer semestre de 2013“.

A continuación el texto publicado por el medio:

La falta de competitividad debido a las políticas económicas adversas, han presionado a las empresas privadas exportadoras a cesar funciones o buscar otros mercados donde instalarse. De 2.700 empresas registradas en la Asociación Venezolana de Exportadores, entre 100 y 120 están operativas y prueba de ello es que las ventas externas no petroleras han descendido 90%. De 7 millardos de dólares que ingresaban al país en 1970 se pasó a 600 millones de dólares en el primer semestre de 2013. “Exportar ya no es negocio, hemos llegado al nivel más bajo en 50 años”, aseguró Francisco Mendoza, ex presidente de la Asociación Venezolana de Exportadores.

Agregó que entre 30 y 40 empresarios nacionales que exportaban decidieron dejar de producir en el país e instalar sus fábricas en otros mercados. Industrias de partes metalmecánica, plásticos, alimentos y piezas automotrices, que cuentan con músculo financiero, se mudaron a Colombia, República Dominicana, Perú, Ecuador y México.

Mendoza explicó que en esos países hay libre acceso a las divisas y estímulos a la productividad. Indicó que en 8 días se puede constituir una empresa en Colombia y en 5 días en Panamá, mientras que en Venezuela se demora entre 180 y 200 días, en el mejor de los casos.

Afirmó que continúan exportando los fabricantes que han estado operando en otros mercados desde hace más de 30 años y no quieren perder sus clientes. Estas industrias se dedican a producir piezas con caucho, partes automotrices y textiles, entre otros, y más de 50% de sus productos están destinados a la demanda externa.

Sin embargo, de 70 contenedores semanales que exportaban ahora sólo envían 10 al mes. Añadió que han tenido que reducir sus nóminas y gastos operativos para poder producir y cumplir sus compromisos. Mendoza dijo que algunos comercios también han decidido traspasar las fronteras y abrir sucursales en Panamá y Colombia.

El ex presidente de la Avex avizora un escenario negativo en las exportaciones para el segundo semestre del año. “No hay flujo de divisas y la economía está paralizada”, afirmó.

En contra. El presidente de la Confederación Venezolana de Industriales, Eduardo Garmendia, aseguró que en el país prevalece un marco macroeconómico poco propicio para las exportaciones. Aseguró que el control cambiario, que dificulta la obtención de divisas oficiales, impide que se pueda recurrir a proveedores foráneos para adquirir de manera frecuente la materia prima y los insumos necesarios para fabricar bienes.

Agregó que la disposición que obliga al exportador a vender al Banco Central de Venezuela 60% de las divisas que obtiene por las ventas al exterior a un tipo de cambio sobrevaluado de 6,30 bolívares por dólar, no incentiva la actividad. El empresario sólo dispone de 40% para cubrir gastos, trámites y promoción, lo que hace inviable la recompra de insumos o maquinarias.

Señaló que los elevados niveles de inflación hacen cuesta arriba ser competitivos con sus pares comerciales donde el costo de la vida es bajo.

Garmendia dijo que la dificultad para comprar bienes de capital en el exterior y el proceso de desinversión han llevado a los productores nacionales a la obsolescencia tecnológica. El resultado es la disminución de la capacidad de producción y la falta de innovación de productos.

Otro elemento que atenta contra las exportaciones son las demoras en los procesos de exportación, trámites de aduana y los gastos operativos portuarios.

Tras el ingreso de Venezuela al Mercado Común del Sur, el Gobierno reconoció que debe generar nuevas políticas para que los empresarios puedan comprar en el exterior bienes de capital e insumos.

El industrial precisó que también hay que considerar las disposiciones de la nueva Ley Orgánica del Trabajo que son una amenaza y no facilita al empleador el manejo del personal. La legislación ha reducido la jornada laboral, lo que no favorece la productividad. Al mismo tiempo han aumentado los costos de la nómina por el alza de salarios y prestaciones sociales.

Segundo nivel más bajo en 16 años

Las exportaciones no petroleras de Venezuela cayeron en marzo a su segundo menor nivel mensual desde 1997, según cifras del Instituto Nacional de Estadística. Las ventas externas han disminuido de manera sostenida desde 2005.

Venezuela colocó en el exterior solamente 145 millones de dólares en bienes no petroleros en marzo, una reducción interanual de 37% y el número más bajo desde febrero de 2009, cuando la brusca caída de los precios petroleros afectó considerablemente la economía local, reportó Reuters.

Las cifras del Instituto Nacional de Estadística muestran que en los 3 primeros meses del año las exportaciones no tradicionales –solo bienes sin incluir servicios–, suman 528 millones de dólares, lo que representa una disminución de 28% con respecto a lo exportado en el mismo período de 2012, cuando llegó a 738 millones de dólares.


Por Dulce María Rodríguez

Con información de El Nacional

economía » en esta sección

buscador