×

Grisanti: “Si el Sicad quintuplica la oferta con 2 subastas por 200 millones, el dólar paralelo bajará”

Foto: descifrado.com

(Caracas, 12 de julio. Noticias24).- El Nacional analizó junto al economista Alejandro Grisanti la posibilidad de éxito del nuevo sistema de subastas de dólares, Sicad, medida que a juicio del experto podría funcionar “si no se fija el tipo de cambio y si se deja actuar libremente”, acción que lograría la caída del dólar paralelo.

Las subastas del Sicad pueden ser exitosas si no se convierten en una imitación del desaparecido Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera, donde se controlaba el tipo de cambio” se extrae del artículo.

Puede leer el artículo completo a continuación:

Si las subastas del Sistema Complementario de Administración de Divisas no fijan el tipo cambio sino que lo dejan fluctuar libremente, la cotización del paralelo caerá, según el economista Alejandro Grisanti.

Explicó que las subastas son oportunidades que tiene el Gobierno para que la moneda se devalúe nuevamente y de esa manera ingresen recursos al Ejecutivo. Sin embargo, también significa una revaluación del tipo de cambio para las empresas que no tendrían que seguir adquiriendo divisas en el mercado negro a un precio que no es real.

En el foro Los Nudos Económicos de Nicolás Maduro, celebrado en la sede de El Nacional, Grisanti insistió en que la actual cotización de la divisa en el mercado negro es irreal, pues no se corresponde con el nivel de reservas internacionales y con los ingresos petroleros que tiene el Gobierno y que se calcula que, en el peor de los casos, Venezuela podría recibir este año 40 millardos de dólares por exportaciones petroleras.

Agregó que actualmente se negocian en el mercado negro un promedio de 5 millones de dólares diarios. “El mercado paralelo es muy líquido, se alimenta de incertidumbre y no refleja ninguna realidad. Allí se mueven 100 millones de dólares mensuales. Si el Sicad quintuplica la oferta con 2 subastas por 200 millones cada vez, el dólar no oficial bajará”.

…la inflación es comparable con una enfermedad: “Destruye el tejido social de una nación…

Es difícil saber si al final el mercado negro es oficial o no “porque hay serios indicios de que el propio Gobierno participa en él”, dijo.

Las subastas del Sicad pueden ser exitosas si no se convierten en una imitación del desaparecido Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera, donde se controlaba el tipo de cambio, añadió el economista.

Costo de la vida

El economista Leonardo Vera aseguró que la inflación es comparable con una enfermedad: “Destruye el tejido social de una nación…

Los controles hacen que aparezcan los mercado negros y los productos comiencen a tener precios distintos a los controlados”.

Afirmó que en Venezuela la inflación tiene un componente que arrastra del pasado, pero también uno cíclico que se exacerbó debido al aumento del gasto público y a los choques que se producen cuando se hace necesario incrementar los precios.

Citó como ejemplos el caso de dos empresas estatizadas Lácteos Los Andes y Café Fama de América que, a pesar de pertenecer al Estado, sus precios se ajustan en función de lo permitido por el Gobierno de la misma manera que las del sector privado.

Vera consideró que hay dos vías para atacar el problema inflacionario. Una, es dejar a un lado las medidas macroeconómicas y aplicar un conjunto de políticas a través de un acuerdo social con todos los sectores y las partes para realizar los ajustes. “La inflación será descomunal, pero de un solo golpe se hacen todos los ajustes”.

Agregó que otra vía es la gradual, con ajustes sucesivos y decrecientes, haciendo lo posible por frenar las políticas expansivas en materia fiscal y monetaria, es decir, reduciendo el gasto.

Dijo que el país tiene una economía indexada de manera informal porque la gente trata de subir los precios ante las expectativas de nuevas alzas y devaluaciones.

Vera se refirió al grave problema de la producción nacional como consecuencia de las políticas de expropiación y toma de tierras por parte del Gobierno.

Por Blanca Vera Azaf / El Nacional