×

Hubo más solicitudes de personas naturales que de empresas en el Sicad

Foto: Reuters / Archivo

(Caracas, 16 de julio. Noticias24) – A pocas horas para que venza plazo para la introducción de solicitudes para la participación en la segunda subasta del Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad), fuentes del sector financiero aseguran que las peticiones ya rebasaron los 200 millones de dólares ofrecidos por el Gobierno Nacional.

De acuerdo con un artículo publicado por el diario El Nacional, el número de personas superó el de empresas solicitantes. El Banco Central de Venezuela en las condiciones de la subasta fijó 170 millones de dólares para personas jurídicas y 30 millones para naturales.

Lea a continuación el artículo completo:

Hoy al mediodía vence el período para que las instituciones financieras autorizadas reciban las órdenes de compra de personas naturales y jurídicas que participarán en la subasta del Sistema Complementario de Administración de Divisas. Sin embargo, para el día de ayer, las solicitudes ya habían rebasado los 200 millones de dólares ofrecidos por el Gobierno, informó una fuente vinculada al sector financiero que prefirió no ser identificada.

Ayer, las entidades bancarias recibieron un mayor número de solicitudes en comparación con el viernes (primer día de recepción de órdenes) por varias razones. La primera, es que muchos de los interesados esperaron que pasara la primera fecha para observar el comportamiento del mecanismo; y la segunda, utilizar el tiempo después del anuncio de la convocatoria (jueves al mediodía) para poder inscribirse en el Registro de Usuarios del Sicad, llevar la copia de boletos aéreos a las agencias y/u obtener el Registro de Información Fiscal, requisitos indispensables para poder participar en el caso de las personas naturales.

De acuerdo con la fuente, el número de personas superó el de empresas solicitantes. El Banco Central de Venezuela en las condiciones de la subasta fijó 170 millones de dólares para personas jurídicas y 30 millones para naturales. Las primeras pueden ordenar a partir de 8.000 dólares y hasta 1,02 millones de dólares y las segundas, desde 500 y hasta 2.500 dólares.

Proceso fluido

En entrevista a Globovisión, Armando León, director del BCV señaló que el miércoles una vez que se produzca la adjudicación del proceso actual, se anunciará el cronograma de la próxima subasta.

Explicó que aunque hay dos procesos, uno para personas naturales y otro para jurídicas, el rango de la cotización y el precio de la divisas, será similar para ambos casos.

“Si está dentro del rango, la asignación se hace por el precio promedio. No es una subasta de precios múltiples. No quisiera adelantar nada sobre cuáles son los niveles de precios”, dijo al insistir que hay una ley cambiaria que prohíbe dar las cotizaciones distintas a la oficial de 6,30 bolívares por dólar.

No se hará público porque hay unas restricciones en el tema legal y hay algunos medios que de manera exagerada lo están diciendo. Hay quienes están con desespero con ese tema, pero hay una ley de delitos cambiarios que dice que eso no se puede hacer”, agregó.

León indicó que se dará una depreciación del tipo de cambio, pero insistió que el formal es de 6,30 bolívares por dólar e informó que la fuente de las divisas es del Banco Central y el Ministerio de Finanzas.

El director dio a conocer que hay propuestas de empresas interesadas en ofrecer divisas a través de las subastas.

“Es absurdo dejar los precios fijos”

El director del BCV, Armando León, afirmó que es absurdo dejar un precio fijo por 2 años, refiriéndose al control de precios y señaló que a su juicio debería aplicarse un sistema administrado que permita una modificación periódica.

“Lo que no puede suceder es que se dejen unos precios, además de manera fantástica, sin modificarse, creyendo que eso es un mecanismo para combatir la inflación. Eso no es combatir la inflación que se deje un precio fijo por dos años o dos años y medio, eso es un absurdo”, admitió León a Globovisión.

“Hubo un período en el que algunos rubros tuvieron los precios congelados por mucho tiempo y alguien pensó que estaba haciendo una cosa buena, pero eso lo está corrigiendo ahora el Ejecutivo”, admitió al señalar que lo ideal es una revisión periódica de entre 5 y 6 meses.

Insistió en que el control de precios fijos no está funcionando. “Luego de un período de tiempo los precios congelados comienzan a ser ineficientes”. Señaló que dejar un producto fijo genera que los productos desaparezcan.

Ligia Perdomo / Katiuska Hernández / El Nacional