×

Sector autopartes solicita al Gobierno Nacional esclarecer las “reglas de juego” del Sicad

Foto: AVN / Archivo

(Caracas, 29 de julio. Noticias24) - Preocupados por la incertidumbre que ha quedado tras la primera subasta realizada hace dos semanas por el Sicad, la Cámara Nacional de Comercio de Autopartes (Canidra) solicita al Gobierno Nacional esclarecer las las políticas de otorgamiento de divisas.

En un artículo publicado por el diario Tal Cual, los directivos de Canidra señalan que necesitan tener claras las reglas de juego del Sicad y las condiciones con las que puede contar el sector para planificar con certidumbre las políticas de abastecimiento y mercadeo de los repuestos y autopartes en general que requieren las ensambladoras y la red de mercadeo de estos rubros vitales para la industria automovilística.

Lea a continuación el artículo completo:

El sector de autopartes agrupado en la Cámara Nacional de Comercio de Autopartes (Canidra) pide al Gobierno esclarecer las políticas de otorgamiento de divisas del Sicad, para las empresas que comercializan los repuestos que necesita la industria automotriz en Venezuela.

Se necesitan tener claras las reglas de juego del Sicad y las condiciones con las que puede contar el sector

Reunidos en un directorio, en Canidra terminaron preocupados por la incertidumbre que ha quedado tras la primera subasta realizada por el Sicad hace dos semanas, en la cual se asignaron recursos para los autopartistas, pero no se conoce a qué empresas les otorgaron las divisas ni cuáles fueron los asignados.

Tras esta última reunión semanal exhortan a las autoridades del Banco Central de Venezuela y del Ministerio de Finanzas a despejar las dudas que razonan públicamente: “Para Canidra, las autoridades, los importadores, los fabricantes y los consumidores ya saben exactamente lo que ha estado sucediendo desde hace casi un año con el mercado de divisas, y las consecuencias en las que se ha traducido la carencia de dólares para que el comercio importador y distribuidor funcione eficientemente. Y si cada subasta se va a convertir después en una causa de paralización o de lentitud funcional, bien por las dudas y suspicacias en las que se traduce cada resultado por el anonimato de las empresas favorecidas, el abastecimiento se seguirá afectando y los consumidores no podrán adquirir los repuestos que necesitan para el mantenimiento de sus vehículos”.

Identificas a los beneficiarios

Los directivos de Canidra señalan que necesitan tener claras las reglas de juego del Sicad y las condiciones con las que puede contar el sector para planificar con certidumbre las políticas de abastecimiento y mercadeo de los repuestos y autopartes en general que requieren las ensambladoras y la red de mercadeo de estos rubros vitales para la industria automovilística.

Estiman que al Sicad hay que permitirle que funcione y que sus deficiencias no tiendan a provocar la situación incontrolable en la que cayó el desaparecido Sitme. Por ello consideran necesario identificar públicamente a las personas jurídicas que resulten favorecidas, para impedir que se repitan experiencias ya conocidas y perjudiciales para las empresas afiliadas a Canidra.

“El gremio que afilia a los comercializadores formales y organizados de repuestos para automóviles del país, considera que no habiendo otra alternativa distinta a Cadivi para acceder a los dólares imprescindibles con el fin de cumplir con pagos y realizar nuevos pedidos a nivel internacional de las autopartes que no se pueden producir la industria nacional, hay que impedir que el Sicad no funcione de acuerdo a los requerimientos de quienes pujan en las subastas”.

De la posición que establece Canidra públicamente puede inferirse que no están de acuerdo con que el Sicad determine inequívocamente el precio del dólar a subastar, como aparentemente ocurrió en la primera subasta, pues es sabido que tanto los que pujaron menos como los que ofrecieron más quedaron excluidos en el momento de otorgar las divisas, pues se decidió favorecer a quienes estaban en el termino medio de las ofertas de compra de dólares. Es decir, por ejemplo, entre quienes ofrecieron 10 bolívares por dólar y quienes pujaron 16 se decidió por quienes ofertaron 13 bolívares, en la mitad de los dos extremos.

Hoy en la nueva Subasta del Sicad habrá sin duda nuevos resultados que en candirá esperan no contribuyan a crear desasosiego en la industria.

Héctor Landaeta / Tal Cual