×

Larenses cambian sus hábitos de compra: el precio de los alimentos supera la inflación

Foto: Carlos Garcí­a / Reuters / Archivo / Imagen Referencial

(Caracas, 08 de agosto. Noticias24) – El diario El Impulso realizó un trabajo especial donde reseña que los consumidores del estado Lara deben realizar compras en supermercados con montos de cesta tickets que muchas veces no sobrepasan los 1.200 bolívares mensuales.

Asimismo, el rotativo indicó que la finalidad era verificar la información publicada por el BCV en cuanto a la “desaceleración de 5,5% del índice de inflación durante el mes de junio, el cual sólo habría repuntado 3,1% a lo largo del mes de julio para la ciudad de Barquisimeto“.

Durante el recorrido hecho por el equipo reporteril del medio, muchos de los compradores expresaron sentirse “desfasados”, puesto que “tratar de cubrir el monto restante con la quincena, entre otros problemas”.

Además, sostuvo que algunos usuarios “hicieron notar que para ciertos productos es necesario acudir a los establecimientos todos los días, pues no es posible saber con certeza cuándo llegarán”.

A continuación el texto publicado por el medio:

Ayer un equipo del diario El Impulso visitó algunos establecimientos comerciales para constatar entre la población la información publicada el pasado martes por el Banco Central de Venezuela, organismo que registró una desaceleración de 5,5% del índice de inflación durante el mes de junio, el cual sólo habría repuntado 3,1% a lo largo del mes de julio para la ciudad de Barquisimeto.

Indagando la realidad de esta situación con algunos barquisimetanos que salían de supermercados en el este de la capital larense, se determinó que los consumidores deben sobrevivir con montos de cesta tickets que en ocasiones no superan los 1.200 bolívares mensuales, por lo cual se sienten desfasados, pues tienen que tratar de cubrir el monto restante con la quincena, entre otros problemas.

Personas que salían de un conocido supermercado en las cercanías de la avenida Los Leones, llegaron a afirmar que estaban muy lejos de cubrir los costos de la comida con las asignaciones proporcionadas a través de los beneficios laborales para transporte y alimento, por lo que siempre tenían que completar con lo que recibían a mitad de mes, incluso si no les quedaban suficientes fondos para costear otras necesidades básicas.

En este sentido, se estableció que los compradores larenses consideran incongruente que la inflación haya aumentado sólo 3.1% durante el último mes, e insisten en que eso no puede tener sentido por lo evidente de la subida de precios a diario.

“Un kilo de cambur hoy me puede costar 15 bolívares, y mañana puede llegar a 25 bolívares”, destacó una ama de casa, quien puntualizó que el aumento inflacionario debería ser medido a diario y no por mes.

Algunos de los entrevistados llegaron a poner en perspectiva la situación económica venezolana con las de otros países vecinos, en donde el aumento de la inflación durante los últimos seis meses, sólo ha sido una fracción del porcentaje en el cual se ha visto incrementado ese índice en territorio venezolano, en el mismo periodo.

Otros manifestaron que debido al efecto combinado del rápido aumento de los precios de los productos de la cesta básica, y su imperante escasez en los supermercados, se han visto obligados a ir cambiando sus hábitos de compra de alimentos para hacer mercado con más frecuencia.

Cabe destacar que algunos compradores hicieron notar que para ciertos productos es necesario acudir a los establecimientos todos los días, pues no es posible saber con certeza cuándo llegarán.

Como ejemplo de esto, citaron el caso del papel higiénico, para cuya adquisición ya es común hacer largas colas afuera de supermercados y farmacias. En este sentido, varias de las personas consultadas, aseguraron estar apertrechándose de estos productos con la mayor frecuencia posible.

Aún no se acata acuerdo sobre precio de carne

Como parte del constante incremento de precios y la escasez de productos, fue necesario destacar la situación del sector cárnico, tras el reciente anuncio del presidente de Fedenaga, Manuel Cipriano Heredia, de que se habría acordado con el gobierno nacional la venta del ganado y la carne a precio de mercado. Según esta noticia, el sector carnicero estaría dispuesto a comercializar el cotizado alimento a 100 bolívares por kilo.

Sin embargo, ayer aún no se percibían cambios en el marcaje de los cortes de carne regulados, pues el lomito se sigue ofreciendo a 110 bolívares el kilo en varios puntos del centro de la ciudad.


“Precio de alimentos supera la inflación”
Por EJV
Diario El Impulso

Con información de El Impulso