HERRAMIENTAS
Foto: Reuters / Carlos Garcí­a Rawlins / Archivo

(Caracas, 26 de agosto – Noticias24).- En recientes declaraciones ofrecidas a los medios, el director del Banco Central de Venezuela, Armando León, se refirió al comportamiento de la economía durante el año 2013, por cuanto comparó el segundo trimestre con el segundo, con una relación aproximada de 0,7 % y 2,6 % respectivamente, asegurando así que “ya recuperamos la fuerza del crecimiento”.

Por consiguiente, señaló a un importante sector, el de la construcción, sobre el cual expuso que sí hubo una desaceleración que responde a varios factores, entre los que destacó la terminación de varios proyectos de la Gran Misión Vivienda Venezuela, otros referentes a la infraestructura de Pdvsa y sectores público, lo que generó que no creciera “con la misma fuerza” durante el período marzo – junio.

Para León, muchos analistas “asumieron” que la economía nacional se encaminaba hacia un proceso recesivo, por lo que catalogó tales afirmaciones de “estanflación y merocrecimiento” como una matriz de opinión compartida que “no tenía absolutamente nada que ver con la realidad”.

“Para que después no se lleven la sorpresa de que creció la economía: va a seguir creciendo”

Resaltó los siguientes sectores: manufacturero, comercio, comunicación, educación y salud (del sector público), como aquellos sectores económicos que “están creciendo fuertemente”.

“Para que después no se lleven la sorpresa de que creció la economía: va a seguir creciendo”, aseguró, y continuó con la idea de que tanto el sector privado como el público traen “un arrastre muy fuerte” que genera presión sobre la actividad económica que “termina generando ese crecimiento”.

En la misma línea, informó que el 90% de las empresas que se reportan ante el BCV, lo hace reflejando crecimiento, aunque instó a que también lo hagan ante Fedecámaras y Consecomercio, para que “por lo menos estén ubicados” ya que, a su juicio, están “fuera de contexto”.

“Debe ser que las empresas se endeudan para pagar más impuestos, cosa que es absurda”, ironizó, y retomó que el proceso mediante el cual se calcula el Producto Interno Bruto proviene de un conjunto de información agrupada, recogida fundamentalmente de las empresas.

“El BCV no tiene la culpa en que haya un sector empeñado en decir que no hay crecimiento”, enfatizó.

Afirmó que el BCV está disminuyendo el ritmo al que inyecta dinero en la economía para tratar de aliviar la presión inflacionaria, que este año se desbordó acumulando ya un 29 % en los primeros siete meses del año.

“El BCV esta haciendo un esfuerzo muy grande primero para aminorar la presión de la liquidez, este año enero-julio la liquidez ha crecido menos de lo que creció el año asado”, dijo.

Explicó que el banco emisor está “recogiendo más liquidez excedentaria” y probablemente en la segunda parte del año se va a seguir con esa estrategia.

León, que no precisó cifras de liquidez en el mercado, reconoció que “el año pasado la liquidez creció a unos niveles muy fuertes (…) que no eran recomendables” y entre enero y julio de este año lo ha hecho a un 25 %, aunque no precisó los valores de referencia.

Señaló que la actuación del Gobierno también va a ser “un poco más agresiva” en el apartado cambiario, con un dólar que quintuplica en el mercado paralelo ilegal los valores de la divisa oficial.

León explicó en ese sentido que el BCV trata de poner en práctica medidas en el ámbito monetario y cambiario que actúen de forma conjunta para aliviar la presión en la liquidez.

Inflación, abastecimiento y divisas

El director del BCV, por otro lado, se refirió al tema inflacionario, y expresó que el primer trimestre fue “bastante complicado”, especialmente con el abastecimiento.

Igualmente, aseguró que la inflación alcanzó un primer pico que va a irse desacelerando y, aunque ésta ya superó el porcentaje de todo el año 2012, mejorará considerablemente hacia finales de año.

Además, sumó que si el sector cambiario y monetario actúan de forma conjunta “debería aminorar la presión en la liquidez monetaria (…) No vamos a reducirla, se va tratar de que la tasa de crecimiento sea menor significativamente”.

En otro orden de ideas, aclaró que: “Hay unos productos ausentes totalmente en los anaqueles, pero no quiere decir que todos los productos tienen un 20% de desabastecimiento”, al resaltar el cálculo de dicho promedio económico.

En cuanto al Sicad, expresó que era importante regresar a un mecanismo mediante el cual, tanto empresas como naturales, “puedan acostumbrarse a que hay varios instrumentos que pueden ser negociados en la economía venezolana”.

“El sistema financiero ha tenido ciertas dificultades, ha estado aprendiendo con estos mecanismos, ha mejorado la oferta que le ha estado haciendo a sus clientes, lo mismo está pasando con las empresas (…) hay que dar la mayor facilidad posible para que las empresas y el sector público pueda operar de la forma más transparente”.

Sobre ello, catalogó que “el peor problema” existente es la legitimación de capitales, por lo que exhortó a la legislación venezolana a abocarse a ese tema.

Con información de EFE