indicadores financieros

HERRAMIENTAS
Foto: Reuters

(Houston, 10 de septiembre. Reuters) - La petrolera malasia Petronas dijo que abandonará uno de los proyectos más grandes de petróleo en la Faja del Orinoco de Venezuela, luego de lo que fuentes cercanas al emprendimiento y dentro de la empresa dijeron fueron desacuerdos con autoridades venezolanas y la petrolera estatal Pdvsa.

El proyecto emblemático, llamado Petrocarabobo, planeaba inversiones de alrededor de 20.000 millones de dólares durante 25 años y la construcción de un mejorador para convertir hasta 200.000 barriles por día (bpd) de crudo extrapesado en crudo más ligero para exportación.

Cuando la sociedad se constituyó en el 2010, Venezuela la promocionó como una señal de la confianza de las petroleras en el Gobierno, pese a las duras condiciones fiscales y contractuales que impuso la nacionalización de la industria petrolera tres años antes.

La estatal Pdvsa tiene el 60 por ciento del proyecto. Petronas forma parte de un consorcio que cuenta con el 40 por ciento restante. Sus otros socios son la española Repsol, la india ONGC y otras dos firmas indias más pequeñas, Oil India e Indian Oil Corp.

Petronas posee una participación del 11 por ciento.

Fuentes cercanas a ONGC y Oil India dijeron que era poco probable que las firmas compren la participación abandonada por Petronas.

“Esto no debería ser una sorpresa. No hemos estado entusiasmados con este proyecto por los últimos dos años debido a las relaciones con el Gobierno”

Petronas confirmó el martes un reporte de Reuters que reveló su salida del proyecto, diciendo que la decisión fue transmitida al Gobierno de Venezuela el 27 de agosto. Fuentes de Petronas dijeron más tarde a Reuters que la medida era parte de la revisión estratégica de sus activos globales.

El ministro venezolano de Petróleo, Rafael Ramírez, no quiso comentar el asunto el lunes y dijo que Petronas debía responder sobre el caso.

Una fuente de Petronas en Kuala Lumpur dijo que la salida se debió a problemas no especificados en el trato con las autoridades venezolanas y porque el gigante estatal prefería “jugar un poco más seguro”, centrándose en mercados establecidos como Canadá y Australia.

“Esto no debería ser una sorpresa. No hemos estado entusiasmados con este proyecto por los últimos dos años debido a las relaciones con el Gobierno”, dijo la fuente, que pidió no ser identificada porque no estaba autorizada a hablar con los medios.

“Nos hemos topado con un buen número de obstáculos en lo que respecta a América del Sur”, agregó.

Petronas entró en el sector petrolero de Venezuela en el 2010, tres años después de que una extensa ola de nacionalizaciones sacudió a la industria petrolera durante el Gobierno del líder socialista Hugo Chávez, quien murió en marzo pasado.

El proyecto Petrocarabobo comenzó la producción a fines del 2012 y tiene una capacidad de producción de 400.000 barriles por día (bpd).

Una fuente cercana al proyecto dijo a Reuters previamente que los frecuentes cambios en el marco fiscal, desacuerdos con el Gobierno liderado por el sucesor de Chávez, Nicolás Maduro, sobre los términos del negocio y los largos retrasos llevaron a la decisión.

Petronas tenía previsto alimentar una nueva refinería de 19.000 millones de dólares y un complejo petroquímico en el sur de Malasia con el crudo venezolano producido en su desarrollo conjunto, pero fuentes de la compañía dijeron que ese proyecto no se retrasaría adicionalmente por la retirada.

economía » en esta sección

buscador