HERRAMIENTAS
Foto: Lucy Nicholson / Reuters

(Nueva York, 13 de septiembre. Reuters) .- El petróleo Brent retrocedía el viernes y se encaminaba a su mayor caída semanal desde junio, ante el menor temor por un posible ataque militar a Siria luego de que Rusia y Estados Unidos acordaron dar un nuevo impulso a la negociación por el fin de la guerra civil en ese país.

El contrato en Nueva York también retrocedía tras débiles datos de confianza del consumidor y ventas minoristas que apuntaban a un menor crecimiento económico en el tercer trimestre en el mayor consumidor mundial de petróleo.

El petróleo Brent para octubre, que expira el viernes, bajaba 53 centavos, a 112,10 dólares por barril a las 1646 GMT, tras tocar más temprano un mínimo de sesión de 111,60 dólares.

El crudo en Estados Unidos caía 69 centavos, a 107,91 dólares por barril, después de alcanzar su menor nivel de la jornada de 107,23 dólares.

El Brent ha caído cerca de 5 dólares el barril desde fines de agosto, cuando trepó a más de 117 dólares en medio de los temores por un posible ataque de Estados Unidos a Siria que podría generar más violencia en una región que produce cerca de un tercio del petróleo mundial.

Las tensiones disminuyeron esta semana. Rusia y Estados Unidos acordaron el viernes dar un nuevo impulso a la negociación por el fin de la guerra civil en Siria, mientras debaten un plan para destruir las armas químicas del Gobierno de Damasco que busca evitar ataques aéreos de Washington.

Los inversionistas están enfocados ahora en la reunión de la Reserva Federal la próxima semana. Se espera que el banco central estadounidense empiece un retiro progresivo de su programa de compra de bonos.

Aunque el mercado global de crudo permanece ajustado, luego de que más de 1 millón de barriles por día (bpd) de exportaciones de petróleo de Libia no están disponibles debido a conflictos internos y huelgas, los inversores esperan que los suministros mejoren en los próximos meses.

economía » en esta sección

buscador