HERRAMIENTAS
Foto: David Fernández / EFE / Archivo

(Asunción, 20 de septiembre. AP) — El gobierno paraguayo, actualmente en una situación financiera de quiebra técnica al no tener suficientes fondos, comenzó a renegociar con Petróleos de Venezuela (Pdvsa) su deuda de 271 millones de dólares que debería ser pagada en su totalidad, en principio, el 10 de noviembre.

Paraguay, que no produce crudo, importa todos los combustibles derivados del petróleo.

El presidente Horacio Cartes confirmó el viernes, a la salida de un acto público, que viajará el sábado a Nueva York para participar en la asamblea anual de las Naciones Unidas “pero antes me reuniré con Nicolás (el presidente venezolano Nicolás Maduro)”, dijo.

La información breve la dio al ser consultado acerca de las renegociaciones.

“Entonces, las autoridades de Pdvsa se mostraron predispuestas a renegociar la deuda”

Gustavo García, jefe de prensa de la empresa estatal Petropar, dijo a la Associated Press que con el presidente Horacio Cartes comenzó una nueva etapa de relacionamiento con Venezuela, que estuvo suspendida tras el juicio político al entonces mandatario Fernando Lugo en junio de 2012. “Entonces, las autoridades de Pdvsa se mostraron predispuestas a renegociar la deuda”, acotó.

Agregó que “Petropar también está en quiebra técnica porque su pasivo es 336 millones de dólares y de esa cifra 271 millones son compromisos vencidos con Pdvsa”.

García explicó que el estado a través de Petropar comercializa “el gasoil para motores diesel, principalmente para los autobuses del transporte público y maquinarias del agro con un precio de venta irreal (1,10 dólares por litro), subvencionado. El precio es político y no comercial; entonces, Petropar va endeudándose”.

El ministro de Hacienda, Germán Rojas, anunció el viernes que “estamos tomando algunas medidas para enfrentar esta situación financiera difícil y como consecuencia, tal vez el festejo de fin de año de la población no se hará con champaña pero sí con alguna bebida menos costosa”.

“Suspendimos el pago de 25 millones de dólares a las empresas del transporte público de pasajeros que se venía pagando anteriormente como subsidio para que no aumenten el precio del pasaje. ¿De dónde sacaríamos esa suma? También resolvimos no incrementar el salario de los 258.000 funcionarios públicos y hasta enero próximo no habrá nuevas contrataciones de personal”, indicó.

El ajuste de cinturón no terminó: el ministerio de la Función Pública informó que en un mes de gobierno de Cartes se ordenó la desvinculación de 4.000 funcionarios.

“Tenemos una superpoblación de personal en todos los ministerios y no hay fondos suficientes”, anunció el ministro Humberto Peralta.