×

José Guerra: “Inflación podría cerrar entre 45% y 48%. La Actividad económica está estancada”

Foto: Daniel Arrieta/El Impulso/Archivo

(Caracas, 23 de septiembre-Noticias24).- El economista José Guerra señaló que la inflación pudiera cerrar este año entre 45 y 48%, reseña el diario El Impulso en su edición de este lunes.

Con estas cifras Venezuela se ubicaría como el segundo país en el mundo con la mayor tasa inflacionaria, apenas superado por Siria que atraviesa una guerra civil, agregó Guerra.

Para el economista, la actividad productiva se encuentra “estancada” y es “incapaz” de crecer a la par de sus capacidades. A esto suma una “inflación galopante y una marcada escasez de productos”, que de acuerdo con cifras publicadas por el Banco Central de Venezuela se sitúa en “un preocupante 20,2%”.

A continuación el texto completo de la entrevista publicada por El Impulso:

Muchos son los factores que llevan al economista José Guerra a concluir que Venezuela entrará en el último trimestre de este año en un entorno altamente complejo, donde debe enfrentar dificultades tanto en lo económico como en lo social.

En primer lugar, cita una actividad económica estancada e incapaz de crecer a la par de sus capacidades productivas, lo cual se suma a una inflación galopante y una marcada escasez de productos, que en cifras emitidas por el Banco Central de Venezuela, se sitúa en un preocupante 20,2%.

A ello se suma la falta de divisas que se pierden en un mercado “negro” absolutamente desbocado, que ha llevado a una crisis en el sector cambiario donde la diferencia entre el precio oficial del dólar y el precio que alcanza en el mercado paralelo alcanza el 600%, con una devaluación del bolívar estimada en casi 150% en apenas el último año.

Con esta situación, Guerra estima que la inflación en el país pudiera cerrar entre 45% y 48%, con lo cual Venezuela se ubicaría como el segundo país en el mundo con la mayor tasa inflacionaria, apenas superado por Siria, que atraviesa una guerra civil.

“Tenemos un Gobierno que en lugar de ver sus propias responsabilidades, opta por acusar a las empresas privadas y al comercio de la escasez que estamos viviendo los venezolanos, cuando resulta que este fenómeno tiene como origen el problema de adquisición de las divisas”.

- El Gobierno nacional insiste en el acaparamiento, lo cual, asegura, se demuestra con una serie de operativos como los realizados en Mercabar, pero ¿las cantidades decomisadas se corresponden con una política de retención de los productos para influir en su precio?

- Eso sigue siendo un absurdo, totalmente. Si un comerciante tiene inventarios, para poder trabajar y mantener su negocio abierto, porque es imposible que venda todo lo que tiene en un momento, es considerado un acaparador, pero si no cuenta con inventarios para poner productos a la venta entonces es señalado como un saboteador. En el caso de Lara la situación es más complicada, porque el Mercado Mayorista de Barquisimeto es un organismo bajo el control de la Alcaldía de Iribarren, entonces ¿el gobierno municipal contribuye al acaparamiento? El argumento del acaparamiento no es tan sólido como para poder resumir el comportamiento de la economía, porque en realidad el problema está en la insuficiencia de la producción nacional que obliga al Gobierno nacional a mantener la compra de productos a otros países como Colombia. La verdadera razón está en la caída del aparato nacional, como resultado de políticas erróneas como la expropiación de empresas.

- ¿Podría darse algún otro fenómeno para lograr que haya una rectificación de las políticas aplicadas por el Gobierno nacional en cuanto a materia económica, por lo menos que demuestre a las autoridades la inconveniencia de la vía actual?

- El Gobierno no va a cambiar porque sigue una ideología fracasada. Está enceguecido por un dogma que no le permite hacer las cosas como debe y con ello es imposible que vaya a tomar las medidas conducentes a resolver los problemas de producción y abastecimiento.

- ¿Ni siquiera con los cambios que hubo con la creación de los ministerios de Economía y Finanzas, a partir del ministerio que mezclaba ambas actividades?

- Hasta ahora no lo ha tenido, y eso se ve en el anuncio del nuevo sistema cambiario que ha sido bloqueado por el ministro Jorge Giordani (Economía), quien sigue teniendo mucho poder en materia de Finanzas y maneja una estrategia antireforma para la economía venezolana. Mientras tanto el modelo cambiario se ha paralizado y no se adoptan medidas contundentes y definitivas. Tampoco se sabe a ciencia cierta en qué consistirá el nuevo esquema cambiario de divisas. Estas son las contradicciones de un Gobierno que se quedó entre el dogmatismo socialista y la necesidad de abrir la economía del país que bajo el actual esquema simplemente no está funcionando.

- Es necesaria la entrega de dólares a los sectores productivos, sin embargo ¿Es una medida factible para el Gobierno nacional en el estado actual de la economía?

- Se trata más bien de la generación de dólares para alimentar al mercado nacional. El problema es que no tenemos dólares en efectivo sino una situación en la cual las reservas líquidas del Banco Central de Venezuela se encuentran en su nivel más bajo en los últimos cien años y ello es un tema muy serio. Las reservas no son suficientes para abastecer nuestra economía y a las arcas sólo llega el 60% de la venta petrolera, ya que el resto se va en préstamos con China y otras naciones.

Cálculo justo para las regiones

- Además del problema de la renta petrolera, también se cuenta con un presupuesto nacional que contempla los ingresos de la venta petrolera en 55 dólares, cuando el precio del crudo se mantiene en casi el doble de la estimación ¿Cuanto debería calcularse el ingreso petrolero para contar con un presupuesto justo?

- El Gobierno ha usado el presupuesto para retener el ingreso a las regiones, que reciben la menor parte de los ingresos del petróleo, que para una asignación más justa debería está calculado entre noventa y cien dólares por barril. Ello para ser realistas y poder satisfacer las necesidades de las regiones. El precio del petróleo no va a caer, ya que no existen estudios que indiquen una baja sustancial en los precios, por lo cual la práctica de subestimar los ingresos petroleros solamente sirve para dejar a las regiones sin los recursos que le corresponden.

- ¿Los resultados de las elecciones municipales, o al menos las proyecciones sobre estas, podrían afectar el diseño del Presupuesto nacional para el 2014?

- A partir de los resultados electorales del 8 de diciembre, creo que el mapa político del país cambiará. Ahora las regiones tendrán mucha más fuerza para reclamar y exigir lo que les corresponde, lo cual obligará al Gobierno a entrar en una negociación política con alcaldes fortalecidos para luchar por lo que corresponde a sus municipios. Ojalá ello sirva para que se puedan rectificar las políticas que hasta ahora han fracasado.

- ¿Incluso en el hipotético caso de que llegaran a instaurarse las comunas como instancias paralelas a los gobiernos municipales, en las zonas donde no triunfe el Gobierno nacional?

- Desconozco hasta dónde se quiera llegar con esta estrategia, pero lo que sí sé es que no ha dado resultado en todos los casos, tal como pasó en Lara (con la Corporación Jacinto Lara contra la Gobernación). Y no creo que vaya a lograrse algo con ello, porque se necesita de una estructura paralela y burocrática que demandará recursos y que es sensible a la corrupción por no procesar cuentas ni estar sujetas a la contraloría. Ello sin mencionar cómo le quitan agilidad y eficiencia al manejo de los recursos públicos.

- La situación del venezolano se mantiene a pesar de que indicadores como la canasta alimentaria se ubican en 12 mil bolívares. ¿Puede mantenerse el avance de la inflación y el descenso de la posibilidad adquisitiva de los ciudadanos?

- Eso puede seguir cayendo, porque los países no tienen un piso en cuanto a la situación económica. Si la inflación sigue al ritmo que va, esto puede seguir todavía. Debemos plantear alternativas al país para salir de esta crisis. Así como vamos no tenemos posibilidad de ningún tipo.

Viajeros con los meses contados

Luego del periodo vacacional de este año, donde parte de los venezolanos aprovecharon los días libres para viajar al exterior, mucho se ha hablado sobre el fenómeno de los vuelos internacionales copados en tierra, pero que al momento de despegar han tenido hasta el 30% de sus asientos vacíos, según cifras aportadas por la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela, que achaca este comportamiento a los altos precios del dólar en el mercado “negro” que impulsa a los ciudadanos a “vender sus cupos”.

Al ser consultado sobre la posibilidad de que la acción constituya una fuga de divisas del país, Guerra sostiene que con un subsidio cambiaro tan grande como el otorgado por el Gobierno nacional, esta situación se mantendrá, especialmente ahora cuando en algunos casos resulta más económico buscar un destino fuera del país que hacer turismo nacional.

- ¿Esta situación puede afectar el cupo otorgado a los viajeros?

- Eso cambiará muy pronto, porque tengo la impresión de que a más tardar en enero, o incluso luego de las elecciones del 8 de diciembre, vendrá una devaluación que es inevitable y ello incidirá en el aumento de los pasajes de avión. Incluso si se abre ese mercado nuevo de divisas, y el precio dólar empieza a subir, tengo toda la seguridad que el Gobierno mandará los dólares para ese mercado, de manera que se deban pagar los pasajes más caros. Los viajeros al extranjero tienen los meses contados. Quienes no han viajado deberían hacerlo lo más

Por José Miguel Gil
Diario El Impulso