×

El barril cayó a menos de 108 doláres antes de conversaciones nucleares de Irán

Foto: Lucy Nicholson / Reuters

(Londres, 24 de septiembre. Reuters) .- El petróleo Brent caía por debajo de los 108 dólares por barril el martes, cediendo más terreno tras casi un mes de retroceso, debido a que la tensión geopolítica se aliviaba y surgían nuevas evidencias de un incremento de los suministros de petróleo de Libia e Irak.

El Brent alcanzó un máximo de más de 117 dólares por barril en agosto por temores a que la guerra en Siria se salga de control y afecte a la producción de petróleo de Oriente Medio, pero desde entonces ha retrocedido lentamente debido a que ha la probabilidad de una intervención militar estadounidense y de un conflicto más amplio es menor.

Señales de una posible reconciliación entre Irán y Occidente también han calmado las preocupaciones geopolíticas y han abierto la posibilidad de más ventas de petróleo iraní tras años de sanciones que han reducido las exportaciones de crudo en más de 1 millón de barriles por día (bpd).

El crudo Brent para entrega en noviembre caía 0,25 dólares a 107,91 dólares por barril a las 1300 GMT, luego de anotar el lunes un mínimo de cuatro sesiones.

El petróleo en Estados Unidos para entrega en noviembre bajaba 0,79 dólares a 102,81 dólares por barril, en su cuarto día de retroceso y luego de alcanzar un mínimo de seis semanas en la sesión previa.

Irán ha aceptado conversar sobre su programa nuclear con altos diplomáticos de seis potencias mundiales, incluyendo al secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, lo que ha aumentado las esperanzas de que las relaciones de Teherán con Washington puedan mejorar.

Funcionarios estadounidenses también han dicho que es posible una reunión esta semana entre el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el nuevo mandatario centrista de Irán, Hassan Rouhani.

Naciones Unidas podría respaldar esta semana un plan ruso-estadounidense para despojar a Siria de sus armas químicas.

Siria no es un gran productor de petróleo, pero a los operadores les preocupa que cualquier escalada de la violencia en Oriente Medio pueda interrumpir los suministros de crudo.

El suministro de petróleo ha mejorado debido a que Irak elevó la producción en su yacimiento de Rumaila tras reparar filtraciones en un oleoducto, aunque trabajos planeados seguían conteniendo las exportaciones en el segundo mayor productor de la OPEP después de Arabia Saudita.

Libia también está aumentando gradualmente su producción después de que unas protestas afectaron a su sector petrolero.