×

Mariano Rajoy está optimista: “España ha vuelto y lo ha hecho para quedarse”

Foto: EFE

(Nueva York, 26 de septiembre. EFE).- El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró hoy que, con las reformas económicas puestas en marcha, “España ha vuelto y lo ha hecho para quedarse”, sabe a dónde va, mantendrá el rumbo y cumplirá con el plan previsto para lograr el crecimiento económico y la creación de empleo.

Rajoy lanzó ese mensaje optimista de la economía española en su intervención en el Council on Foreign Relations (CFR), en Nueva York, una organización independiente, no gubernamental y no partidista sobre política internacional.

“España ha asumido las enseñanzas del pasado”, ha asegurado ante los miembros de esta institución, a los que ha expuesto una serie de datos económicos de España que, a su juicio, son las “credenciales” del país para recuperar la confianza.

“Mi voluntad política es clara, y la estabilidad política de mi Gobierno, que goza de mayoría en ambas Cámaras, es la garantía de que España va a completar su ambicioso plan de reformas”

Para Rajoy, todo ello es fruto de las reformas económicas que ha ido poniendo en marcha, aunque advirtió de que esa agenda no está agotada porque sigue habiendo problemas como el de un elevado desempleo.

“Mi voluntad política es clara, y la estabilidad política de mi Gobierno, que goza de mayoría en ambas Cámaras, es la garantía de que España va a completar su ambicioso plan de reformas”, añadió.

El jefe del Ejecutivo, quien ha respondido también a varias preguntas de miembros del CFR (momento en el que ha tenido que cambiar varias veces de auriculares de traducción debido a fallos en los que le iban facilitando) ha expuesto también la lucha contra el fraude que está poniendo en marcha su Gobierno.

“Si supiera toda la gente que no paga cotizaciones o impuestos, iría a por ellos”, ha dicho el jefe del Ejecutivo, quien ha explicado que España es el último país de la UE en recaudación del IVA y, por ello, hay que seguir haciendo un esfuerzo importante en erradicar el fraude.

Rajoy ha defendido acelerar la integración económica y política de la Unión Europea, a la que ha puesto como ejemplo de los logros de los procesos de integración frente “a los nacionalismos exacerbados, los populismos de nuevo cuño y los proyectos netamente antieuropeos”.

“La unión, y no la disgregación, es el signo de los tiempos”, ha añadido Rajoy sin hacer referencia en ningún momento a las aspiraciones soberanistas de Cataluña.

El presidente del Gobierno ha expuesto también los principios de la política exterior de España y, en un repaso de la situación de diversas regiones del mundo, ha citado la crisis en Siria, ante la que ha reiterado que no puede quedar impune el uso de armas químicas.

“Lo que estamos viendo ha demostrado la necesidad de hacer de la ONU una herramienta resolutiva y eficaz… que no se limite “al deseo de unos pocos para incrementar sus cuotas de poder”

“Lo que estamos viendo ha demostrado la necesidad de hacer de la ONU una herramienta resolutiva y eficaz”, ha explicado antes de apostar por una reforma urgente de esta organización y que no se limite “al deseo de unos pocos para incrementar sus cuotas de poder”.

Si eso ocurriera, cree que, lejos de resolver la parálisis que demuestra la ONU, la profundizará.

Rajoy, quien ha asegurado que mientras que en la Guerra Fría España “era periférica” ahora está “en la vanguardia”, se ha referido a asuntos como la situación en el Sahel, la primavera árabe o la situación en Oriente Medio (donde cree que existe “un estancamiento inasumible”) para garantizar el compromiso de España en la solución de los problemas existentes.

Ha destacado igualmente el creciente protagonismo de regiones como África, donde ha dicho que dentro de unos años muchos descubrirán el potencial de este continente y se desatará una carrera por invertir que, a España, ha asegurado, “no le cogerá por sorpresa”.

En relación con América Latina ha considerado que es un pilar fundamental del mundo occidental y muy necesario para reforzar las relaciones transatlánticas, y ha destacado el papel que va a jugar la Alianza del Pacífico, en la que España participa como país observador.

Uno de los miembros del CFR ha pedido a Rajoy su opinión ante las revelaciones del extécnico de la CIA Edward Snowden respecto al espionaje a ciudadanos y gobiernos, y el jefe del Ejecutivo español ha dicho que le preocupa la intimidad de los ciudadanos y de las naciones.

“También es verdad que muchas veces hay razones de seguridad que justifican que se tome determinado tipo de decisiones. Esto ha sido así -ha dicho- y lo seguirá siendo en el futuro”.

En todo caso, ha subrayado que lo importante es que no se equivoque el objetivo porque eso puede generar problemas y dificultades añadidas.