×

Agencia Internacional de Energía revisa al alza su previsión de demanda de petróleo en 2013 y 2014

Foto: Reuters / Lucy Nicholson

(París, 11 de octubre. EFE).- La Agencia Internacional de la Energía (AIE) revisó hoy ligeramente al alza su previsión sobre la demanda global de petróleo tanto para este año como para el próximo, en parte por los signos de recuperación en Europa, así como por un mayor uso de este combustible para la generación de electricidad.

El consumo de crudo será este año de 91 millones de barriles diarios de media, lo que significa 1,1 millones de barriles más cada día, y 90.000 barriles suplementarios respecto a lo que había estimado la AIE el mes pasado.

En su informe mensual sobre el mercado del petróleo, la organización también modificó en la misma medida sus perspectivas para 2014, cuando espera una demanda de 92,1 millones de barriles diarios.

Entre las razones de esas correcciones, en primer lugar están “los signos de mejora en la economía europea, que se está traduciendo en un ritmo de caída de las necesidades de petróleo inferior al que se constataba anteriormente.

En cualquier caso, la demanda de los países europeos que pertenecen a la AIE bajará este año a 14,2 millones de barriles diarios, frente a los 14,4 millones de 2012, y la cifra quedará en 14,1 millones en 2014.

Los autores del informe también dieron cuenta de que en otras regiones se están utilizando derivados del petróleo para la generación de electricidad en sustitución de otros combustibles.

Así ocurre, por ejemplo en México, por problemas de aprovisionamiento en gas natural, pero también en el norte de África y Oriente Medio. Algo similar ocurre en Japón, ante el parón de sus centrales nucleares.

La agencia dedicó una particular atención en este estudio al análisis de dos fenómenos inversos en la oferta de petróleo, el bajón de la producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), a causa sobre todo de Libia e Irak, compensada por un incremento histórico de la aportación de los que no pertenecen a ese cártel.

En septiembre, entraron en el mercado 91,12 millones de barriles diarios, lo que supuso un descenso de 625.000 barriles desde agosto, aunque también un incremento de 630.000 barriles respecto a septiembre de 2012.

La Opep bajó por primera vez del listón de los 30 millones en casi dos años y se quedó en septiembre en 29,99 millones de barriles diarios, lo que significó 645.000 menos que el mes precedente y el nivel más bajo desde octubre de 2011.

Eso pese a que Arabia Saudí por tercer mes consecutivo superó el umbral de los 10 millones de barriles diarios (en concreto 10,12 millones).

Frente a eso, y en un contexto de inseguridad y de enfrentamientos tribales, la producción de Libia se hundió y quedó en 300.000 barriles diarios, tras los 550.000 de agosto y el millón en julio.

Aunque en menor medida, Irak también fue responsable del retroceso de la Opep, al pasar de 3,22 millones de barriles diarios en agosto a 2,82 millones en septiembre.

Fuera de ese cártel, los otros productores incrementaron las extracciones en 20.000 barriles diarios en septiembre hasta 54,61 millones de barriles y en el conjunto de 2013 -de acuerdo con las estimaciones de la AIE- se situará en una media de 54,7 millones de barriles, un ascenso de 1,1 millones respecto a 2013.

Y para 2014, el ritmo de progresión será el más elevado desde los años 1970, con 1,7 millones de barriles suplementarios.

Estados Unidos va a ser el gran protagonista de ese movimiento, ya que después de haber superado durante los últimos dos trimestres los 10 millones de barriles diarios -su techo en décadas- está destinado a convertirse en el mayor productor de petróleo fuera de la Opep en 2014, por encima de Rusia.

Los autores del estudio constataron que una de las consecuencias de ese nuevo equilibrio entre los dos bloques de productores es que se está produciendo un acercamiento en los precios del barril Brent, asociado a los países de la Opep de Oriente Medio, y el WTI, de Estados Unidos.