×

Sistema alternativo de divisas estará condicionado a la construcción del socialismo, dijo Ramírez

Foto: Dreamstime / Archivo

(Caracas, 27 octubre – EFE).- El Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció hoy que “próximamente” creará una tercera instancia para la compraventa de divisas, siempre dentro del control estatal de cambio en vigor desde hace una década.

Además de la venta de manera condicionada, en montos limitados y tras engorrosos trámites a través de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), y del Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad), que se vale de subastas de montos asimismo limitados, existirá otro “sistema alternativo”, dijo el ministro de Petróleo y vicepresidente económico del Ejecutivo, Rafael Ramírez.

Este “sistema alternativo de divisas” estará condicionado al cumplimiento “de nuestro objetivo final que es la construcción del socialismo”, manifestó en un programa dominical del canal privado Televen, sin ofrecer más detalles de cómo funcionará y que tasa de cambio aplicará.

La tasa oficial a través de Cadivi es de 6,30 bolívares por dólar, lo que prácticamente se duplica en las subastas del Sicad, pero la economía nacional se ha visto impactada por la compraventa de divisas en un ilegal “mercado negro o paralelo”, donde la cotización septuplica actualmente la paridad fija oficial.

“Se impone una fuerte reestructuración” porque “el sistema ha sido vulnerado por la burguesía parasitaria”, dijo Ramírez

Ramírez remarcó que en Cadivi “se impone una fuerte reestructuración” porque “el sistema ha sido vulnerado por la burguesía parasitaria”, que ha logrado que parte de las divisas que entrega a particulares y empresarios termine en el mercado ilegal.

“La guerra económica de la burguesía parasitaria está en desarrollo” y “el hecho de que desde Cadivi hayamos entregado en septiembre 33.000 millones de dólares, mucho más de lo que se entregó (el mismo mes) de 2012, quiere decir que ellos han desviado fondos de allí para alimentar esa guerra”, sostuvo.

El vicepresidente y ministro destacó que al interior del Gobierno de Maduro se ha declarado “una guerra a muerte a esa ofensiva de la burguesía” y que para ello cuenta con “la ventaja estratégica” de que las divisas que recibe el país provienen principalmente de la venta del petróleo, industria ahora controlada por el Estado.

“Vamos a ir a un concepto de presupuesto de divisas; vamos a estimar exactamente, ya desde el comienzo del año 2014″, el monto exacto de divisas que requiere cada empresa, sea estatal o privada, anunció asimismo sin más precisiones.

En ese sentido, Ramírez insistió en que “la nueva fase que viene, y es lo que está impulsando el presidente Maduro, es (asentar) las bases materiales para el socialismo” una vez que “ya hemos creado elementos para la espiritualidad socialista”.

“La burguesía venezolana”, como el Gobierno tilda a la oposición, busca el fin del control estatal sobre las divisas y en definitiva también de la industria del crudo, “para escamotearle al pueblo la renta petrolera”, insistió.

Durante el Gobierno del recientemente fallecido Hugo Chávez (1999-2013) Venezuela recibió 427.000 millones de dólares por la exportación de petróleo, “de los cuales 291.000 millones fueron producto de la ofensiva de plena soberanía”, manifestó Ramírez en alusión a los cambios principalmente tributarios implantados.

Ahora se trata, reiteró, de avanzar hacia “una economía planificada” en la transición hacia el socialismo.