×

“El Gobierno o cambia la política económica o seguiremos raudos hacia la ruina social”

Video: Televen, 23 de junio de 2014

(Caracas, 23 de junio. Noticias24) – Víctor Maldonado, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Caracas, señaló que Venezuela vive lo que llama “el síndrome del destruccionismo nacional”, el cual tiene que ver “con el hecho de que no hay ningún respeto por el derecho a la propiedad y por lo tanto, no hay confianza para que aquí vengan nuevas inversiones”.

Asimismo, dijo en la sección de entrevistas del Noticiero Televen que en la nación se practica un control cambiario con cuatro tramos, “cada uno de ellos irreal, alejado de las capacidades del país, eso hace que ni siquiera se pueda calcular bien el costo de reposición” de los productos.

“En tercer lugar, tenemos la Ley de Precios Justos que es controlista, que no permite estimar los costos y por lo tanto, tener precios de reposición. En cuarto lugar, tenemos el Estado controlista que se ha llenado de funcionarios, de burócratas y un rosario de empresas improductivas. En quinto lugar está la Ley del Trabajo que no es una ley para la productividad, sino para la golilla, el irrespeto e indisciplina y por último, la inseguridad ciudadana. Aquí nadie va a meter un medio si el Gobierno no se enseria en términos de seguridad ciudadana”, explicó.

Sostuvo que el Gobierno debe resolver varias cosas: “En primer lugar su eficiencia que muy probablemente tenga que ver ella en resolver sus conflictos y saber decidir entre ellos a dónde quieren llevar el país. El Plan de la Patria es un indicador muy preciso de a donde ellos quiere llevar a la nación y le es muy funcional el desorden y el caos que está viviendo la economía y la sociedad”.

“Los problemas económicos, la inflación y la escasez son producto de decisiones deliberadas del Gobierno que han sacado de quicio a la economía y que no genera ninguna señal apropiada a los agentes económicos”, comentó.

Víctor Maldonado manifestó que “o cambia toda la política (económica) o seguiremos raudos y veloces hacia la ruina social” y desestimó que durante este último semestre del año haya “cambios significativos” en la economía.