×

BBC Mundo: los 10 países que más invierten dinero en China

Foto: En julio la inversión extranjera directa en China alcanzó US$7.810 millones, una abrupta caída de 16,9% con respecto al mismo mes del año anterior / BBC Mundo

El dinero extranjero, o más precisamente la Inversión Extranjera Directa (IED), ha sido una de las claves del impresionante crecimiento económico chino desde los 80 hasta la fecha.

Pero los datos estadísticos de julio del Ministerio de Comercio de China hicieron saltar algunas alarmas.

La inversión directa ese mes alcanzó los US$7.810 millones, una abrupta caída de 16,9% con respecto al mismo mes del año anterior y la bajada más fuerte de los últimos dos años.

“Esperamos que la inversión extranjera mantenga un ritmo constante en los próximos años y que el total de IED en 2014 se ubique en el mismo nivel que el año pasado”, señaló el portavoz del Ministerio de Comercio, Shen Danyang.

Todo dependerá del desempeño de los distintos países. Este año, por ejemplo, ha crecido mucho la inversión de Reino Unido y Corea del Sur y ha bajado drásticamente, por una mezcla de cuestiones económicas y diplomáticas, la de Japón, Estados Unidos y la Unión Europea.

De acuerdo con cifras oficiales, diez países concentran el 94% de la IED en China, con una cifra combinada de US$66.800 millones. Se reparten entre Asia y Europa, con el añadido de Estados Unidos.

BBC Mundo les presenta las peculiaridades de la inversión de cada uno de ellos.

1. Hong Kong

Foto: Históricamente Hong Kong ha sido el puente entre China y el mundo / BBC Mundo

Hong Kong ha sido históricamente –desde los tiempos de Mao Tse Tung y antes también– el puente entre China y el mundo.

Durante la apertura económica de Deng Xiao Ping en los 80 Hong Kong se convirtió en el punto privilegiado de ingreso de la inversión extranjera a China.

La devolución de la soberanía sobre Hong Kong bajo el principio de “un país, dos sistemas” en 1997 reforzó este vínculo y llevó a una curiosidad: el mismo Ministerio de Comercio chino trata a la inversión proveniente de Hong Kong como si fuera extranjera.

Entre enero y mayo de este año la inversión directa total de compañías con sede en Hong Kong ascendió a más de $US33.000 millones con particular incidencia del sector electrónico y textil.

2. Taiwán

Taiwán es el segundo gran inversor con una peculiaridad similar a la que ocurre con Hong Kong.

En teoría ni China ni Taiwán se reconocen como entidades separadas. Ambas partes proclaman que China es una e indivisible, razón durante décadas para no tener ningún tipo de relación.

Hoy China se ha convertido en el primer destino de las inversiones taiwanesas en el extranjero.

La minería, el sector electrónico y textiles son las de más peso con compañías líderes como Foxconn y Want Want China Holding Ltd.

Entre enero y mayo las inversiones taiwanesas fueron de US$2.340 millones.

3. Singapur

Foto: BBC Mundo

La afinidad nacional se ve también en el tercer caso del máximo inversor, la ciudad estado de Singapur, con un 74% de su población de origen chino que forman parte de los alrededor de 200 millones de “Huaqiao” (chinos residentes en el extranjero con derecho a plena ciudadanía en la República Popular China).

Con una IED que entre enero y mayo alcanzó los $US2.280 millones, Singapur se encuentra a un paso de los taiwaneses: China es el principal destino de las inversiones de Singapur en Asia.

En 2013 esta inversión alcanzó los US$7.230.000 millones estimulada, entre otras cosas, por un acuerdo de libre comercio firmado con China a fines de 2008.

Entre las compañías con más presencia se encuentra la gasífera estatal Pavilion Energy Pte y Consultoras como Jurong Consultants.

4. Corea del Sur

Contrario a una percepción popularizada en muchos países occidentales, los principales responsables de la inversión directa en China no se encuentran en Estados Unidos o Europa sino en Asia.

Este vínculo es evidente en la reciente firma de un tratado trilateral para la promoción de la inversión entre China, Japón y Corea del Sur.

Foto: Corea del Sur desplazó a Japón del cuarto lugar entre los principales inversionistas en China / BBC Mundo

El interés coreano es claro. Este año Corea del Sur desplazó a Japón del cuarto lugar con un total de US$2.920 millones, un crecimiento de más del 30% respecto al año previo, centrado sobre todo en el sector automotriz e informático.

5. Japón

La tensión bilateral entre China y Japón por las islas Senkaku ha impactado en la inversión directa nipona este año que se desplomó en un 45% respecto a 2013.

A los conflictos diplomáticos hay que añadir el creciente costo manufacturero chino que ha hecho que muchas firmas japonesas se concentren más en otros países del sudeste asiático como Vietnam, Camboya, Indonesia y Filipinas.

Una cruzada antimonopólica del gobierno chino, lanzada este año ha terminado con multas a unos 12 autopartistas automotrices japonesas por unos US$200 millones por fijación de precios.

Pero las avanzadas negociaciones para un Tratado de Libre Comercio tripartito con China y Corea del Sur muestran la importancia de los vínculos económicos bilaterales.

El sector automotriz, junto al electrónico, han sido los más importantes ejes de la inversión nipona en China.

6. Estados Unidos

“Contrario a una percepción popularizada en muchos países occidentales, los principales responsables de la inversión directa en China no se encuentran en Estados Unidos o Europa sino en Asia”.

En 2000 la inversión total estadounidense en China se situaba en torno a los US$11.00 millones. En 2013 había dado un salto a más de $US60.000 millones.

Sin embargo este año, con unos US$1.800 millones, la inversión registró un desdecenso de un 17, 4% respecto al período enero-julio de 2013.

La presencia de compañías estadounidenses se extiende a casi todos los sectores manufactureros o de servicios pero, según diversos analistas de las relaciones bilaterales, la desaceleración económica china, una regulación más estricta de los mercados y un aumento de los costos laborales han llevado a un repliegue de la inversión estadounidense.

“El dinero fácil, la oportunidad servida ya no están. De manera que esas complicaciones que siempre existieron para invertir en China se volvieron más pronunciadas”, señala Christian Lundbland, profesor de finanzas de la Universidad de Carolina del Norte Kenan-Flagler Business School.

7. Alemania

La inversión germana en China, que dio un salto entre 2009 y 2013, ha sentido el impacto de la crisis en la eurozona, pero ni esto ni la campaña china contra las prácticas monopólicas de multinacionales extranjeras han afectado el apetito de automotrices alemanas como Ausi, BMW, Mercedes and Jaguar Land Rover.

Audi obtiene entre el 40 y 50% de sus ingresos en China. En el caso de BMW la cifra ronda el 30% y en el de Mercedes el 20%.

China es también el segundo destino de inversión directa para manufactureras germanas de maquinaria y equipamiento, en particular el sector de alta tecnología relacionada con el programa de urbanización chino.

Foto: Las empresas automotrices alemanas tienen una fuerte presencia en China.
/ BBC Mundo

8. Reino Unido

Un objetivo manifesto de la política económica británica ha sido la profundización de los vínculos con China.

La visita oficial del primer ministro David Cameron a China en diciembre del año pasado, acompañado de una importante comitiva empresaria, y su relegamiento a un segundo plano de los reclamos por derechos humanos son clara señal de esta voluntad política.

En el terreno de la inversión directa británica el salto ha sido evidente: en el período enero-julio registró un crecimiento del 61% hasta alcanzar los US$730 millones.

El farmacéutico es una de las estrellas de la inversión británica a pesar del escándalo financiero- sexual de GlaxoSmithKline por presunta corrupción y manipulación de precios.

Foto: China es la segunda mayor economía del mundo / BBC Mundo

9. Francia

La inversión extranjera directa de Francia en China se ha concentrado en el sector manufacturero – productos químicos, automotriz, alimentos, maquinaria – y en el energético.

Al igual que las automotrices germanas, la francesa Reanul obtiene entre el 25 y el 30% de sus ganancias mundiales de China.

Entre las empresas con fuerte presencia en el mercado chino se encuentran Electricite de France, Suez, Telecom, Total Oil, Carrefour, Danone y Loreal.

10. Holanda

Más de 552 compañías holandesas operan en China: un poco menos de la mitad lo hacen con un socio chino.
La mayoría son pequeñas o medianas empresas con menos de 50 empleados.

La presencia holandesa se extiende desde el sector de la agroindustria hasta servicos y se ha adaptado rápidamente a los cambios económico-sociales chinos.

Hoy un 5% de las compañías holandesas se dedican al creciente comercio electrónico del gigante asiático.


Por: Marcelo Justo / BBC Mundo

Puede leer también:
- Nueve diferencias entre el comunismo de China y Cuba
- China: ¿se avecina una crisis que sacudirá al mundo?