×

Solicitan al Gobierno Nacional adecuar los precios del maíz blanco y de la harina precocida

Foto: Reuters / Carlos Garcí­a Rawlins / Archivo / Imagen Referencial

(Caracas, 02 de octubre. Noticias24) – La Asociación Venezolana de Industrias Procesadoras de Maíz (Venmaíz) y la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro) solicitaron al Gobierno Nacional, através de un comunicado, revisar y adecuar los precios del maíz blanco y la harina precocida.

Asimismo, la misiva expresa que “con miras a mantener la viabilidad del circuito y seguir garantizando el suministro confiable de harina precocida de maíz, la agroindustria se ha comprometido a recibir en sus silos la nueva cosecha al precio fijado por el Gobierno, hasta el día 1° de noviembre de 2014, fecha en que se agotarían los inventarios de la cosecha anterior, tal como han verificado las autoridades”.

A continuación el comunicado Venmaíz-Fedeagro:

Los productores del campo venezolano y la industria procesadora de maíz conformamos uno de los circuitos agroalimentarios más importantes del país. Producto de nuestra actividad son los millones de arepas que cada año llegan a la mesa de los venezolanos.

El nuestro es uno de los circuitos alimentarios más ampliamente regulados a todos los niveles de la cadena productiva. Desde los precios de los insumos, servicios y materias primas para la producción, hasta el del producto final que recibe el consumidor, son objeto de control por parte del Gobierno Nacional. Es por esto que el Gobierno, como ente regulador, es un actor fundamental para el circuito del maíz.

Durante el último año, tanto productores como industriales hemos planteado cada vez que ha sido necesario, alertas acerca de la necesidad de que el Gobierno cumpla con su papel regulador en forma justa y oportuna. Hemos sostenido que una regulación justa y oportuna, que garantice niveles de rentabilidad adecuados para todos tal y como lo establece la Ley de Precios Justos, es la única forma de que nuestra actividad no se vea amenazada por disrupciones que a nadie favorecen.

Recientemente, el Gobierno Nacional anunció un precio al productor de Bs 7,00 por kilo de maíz blanco. Fedeagro manifiesta que ha venido solicitando un precio de Bs 9,22 por kilo, de acuerdo con las estructuras de costos presentadas como establece la Ley de Precios Justos, lo que restituiría los ingresos de los agricultores y garantizaría la continuidad de la recuperación productiva que en los dos últimos años ha logrado el sector primario.

En esta situación incide además, en forma determinante, la eliminación del subsidio de Bs 1,75 por kilo que hasta ahora recibían los productores. La decisión del Gobierno Nacional de no continuar con este subsidio se traduce en que deben ser las empresas industriales las que soporten en su totalidad el pago de la cosecha, lo que se traduce, al pasar a Bs 7,00 por kilo de maíz blanco, en un aumento de 218% en su principal costo, que es la materia prima. Además, las empresas afiliadas a Venmaíz acumulan un promedio de 75% en el costo de otros insumos, como transporte, repuestos y materiales de empaque.

Todo esto ocurre en un momento clave del ciclo agroindustrial del maíz, cuando el proceso de recepción de la cosecha de invierno ya ha comenzado.

Con miras a mantener la viabilidad del circuito y seguir garantizando el suministro confiable de harina precocida de maíz, la agroindustria se ha comprometido a recibir en sus silos la nueva cosecha al precio fijado por el Gobierno, hasta el día 1° de noviembre de 2014, fecha en que se agotarían los inventarios de la cosecha anterior, tal como han verificado las autoridades.

Para esa fecha, es necesario que el Gobierno Nacional realice la correspondiente adecuación del precio de la harina precocida de maíz, de manera que se garantice una rentabilidad justa y oportuna para todos los actores de la cadena. La agroindustria considera que, al costo de Bs 7,00 por kilo de maíz blanco, el precio de la harina precocida debe adecuarse a 24,80 bolívares por kilo, según lo establece la Ley de Precios Justos, de manera que se garantice igualmente el derecho de este sector a tener una rentabilidad adecuada.

Productores e industriales sostenemos que los anuncios del Gobierno de poner en práctica un sistema de adecuación constante de precios, es una medida que apunta en la dirección correcta, puesto que garantizaría niveles de rentabilidad adecuada para todos, sin que ocurran distorsiones que se prolonguen en el tiempo.

Por ello hacemos un llamado al Gobierno Nacional sobre la importancia de hacer estas revisiones y adecuaciones en forma coordinada, justa y oportuna, puesto que cada ajuste en uno de los eslabones, impacta inevitablemente en toda la cadena, con las consecuencias que ello implica en este circuito tan fundamental para nuestra seguridad alimentaria.

Los productores agrícolas y los industriales agremiados en Fedeagro y Venmaíz, hemos reiterado nuestro compromiso con el país y lo volvemos a hacer en esta oportunidad. Es por ello que expresamos una vez más nuestra total disposición a reunirnos con todas las autoridades a quienes compete, a objeto de discutir todos estos temas en detalle y con la urgencia del caso.