×

Analistas señalan las cincos mentiras sobre la deuda billonaria de Estados Unidos

Foto: Reuters

(Caracas, 03 de diciembre. Noticias24).- La deuda externa e interna de los Estados Unidos alcanzó el umbral de los 18 billones de dólares. Algunos políticos y analistas aseguran que el Gobierno puede paliar la situación, mientras que otros señalaron porqué no.

1. EE UU puede mantener la deuda bajo el control:

En los últimos años el gobierno de Estados Unidos gasta aproximadamente el 90% de sus ingresos fiscales en el pago de los programas obligatorios de compensación y los intereses sobre la deuda. “Esto no deja casi ninguna posibilidad de reducción de la deuda pública”, asegura el portal Zero Hedge.

2. La deuda en aras del bienestar de los ciudadanos:

Dos fondos fiduciarios del Seguro Social (OASI y DI) son propietarios de 2,72 billones de dólares de la deuda estadounidense. Actualmente, el Gobierno Federal presta este dinero a expensas de los beneficiarios actuales y futuros de los fondos fiduciarios, es decir, a costa de cada ciudadano estadounidense.

3. El gobierno siempre puede negarse a pagar las deudas:

Esta medida podría arruinar la confianza en Estados Unidos y los mercados financieros se enfrentarían a una grave crisis, que de inmediato tendría lugar en el sector real.

Otra posibilidad es que EE UU pueda anunciar un default selectivo sobre los bonos de la Reserva Federal (2,46 billones de dólares), pero esto generaría que las secuelas de la crisis monetaria sean catastróficas.

4. La deuda neta es más importante que la bruta:

Los analistas suelen prestar más la atención a la deuda neta que a la deuda bruta del país. El Tesoro de los Estados Unidos tiene 71.900 millones de dólares en efectivo, es decir, el 0,39% de la deuda total.

5. Se puede lidiar con la deuda aumentando los impuestos:

Se suele pensar que el aumento de impuestos conduce a un aumento en los ingresos presupuestarios y que estos recursos adicionales pueden ayudar a reducir la deuda. No obstante, desde finales de la Segunda Guerra Mundial, los ingresos fiscales del Gobierno de Estados Unidos no superan el 17% del PIB. Con el crecimiento de los gastos, el Gobierno simplemente no tiene más remedio que seguir aumentando la deuda.

Con información de ActualidadRT