×

El crudo cierra en Nueva York a su menor precio desde finales de 2003: a USD 30,44

Foto: Reuters / Archivo

(Nueva York, 12 de enero. AFP).- El petróleo se mantuvo el martes a la baja y cerró en Nueva York en su menor cotización en 12 años tras haber caído brevemente a menos de 30 dólares.

Lea

El petróleo de Nueva York cayó a sus niveles más bajos desde el 2003: quedó en USD 31,41

El barril de “light sweet crude” (WTI)para febrero bajó 97 centavos a 30,44 dólares; lo que significa su menor nivel de cierre en más de 12 años. Los datos fueron anunciados con un retraso de 45 minutos debido a un problema técnico.

En Londres, el barril de Brent, también para febrero, perdió 69 centavos a 30,86 dólares; su menor precio desde abril de 2004.

Poco antes del cierre, el WTI quedó por debajo de los 30 dólares a 29,93; lo que ocurrió por primera vez desde diciembre de 2003.

Los precios, que cayeron más de 30% en 2015, intentaron subir al comenzar la sesión pero luego cayeron, al igual que ocurrió en Londres.

“El mercado sigue bajo presión a causa del inminente retorno del crudo de Irán” tras levantarse las sanciones por su programa nuclear, dijo Andy Lipow de Lipow Oil Associates.

Indicó que, además, nadie espera que la Opep tome medidas que permitan descongestionar la sobrecargada oferta mundial de crudo.

Dominada por Arabia Saudita, mayor productor mundial, y otras monarquías del Golfo Pérsico, la Opep se abstuvo a fines de 2015 de fijar metas de producción.

Esa postura desata tensiones dentro de la propia Opep. Miembros como Ecuador o Venezuela precisan imperiosamente un alza de los precios debido a sus problemas económicos y presionan sin éxito.

Otro dato: Nigeria, que preside la Opep, pidió una reunión extraordinaria para marzo pero inmediatamente después Emiratos Arabes rechazó la idea, explicó Lipow.

“El llamado nigeriano a una reunión anticipada de la Opep sería constructivo si conduce a una cumbre y a un cambio de política, pero Arabia Saudita y sus aliados más próximos como Emiratos, no aceptan siquiera discutir” dijo Tim Evans, de Citi.

En ese contexto para que baje la producción es preciso que Estados Unidos disminuya la suya y las compañías petroleras rebajen sus inversiones, como lo hizo el martes la británica BP que anunció 4.000 despidos, advirtió Lipow. Pero, además, la demanda mundial debería aumentar y el mercado está preocupado por el enlentecimiento de China, el mayor consumidor mundial de crudo.