×

El bitcoin continúa en ascenso pese a las dificultades en 2015

Foto: Cortesía de La Nación

(Caracas, 14 de marzo. Noticias24).- Según han revelado las estadísticas recientes, la moneda digital, más conocida como el bitcoin, continúa en ascenso gracias también a algunas tasas de minería, a pesar que los medios de comunicación continúan centrados en los desafíos que deberá afrontar y no en su alza.

La criptomoneda digital aún no cuenta con su app “matadora” que la convierta en parte esencial del herramental en Internet del consumidor común. Varios servicios relacionados con bitcoin se cerraron en los últimos meses, algunos con denuncias de fraude, lo que subraya los riesgos que los negocios con la moneda pueden plantear para inversores eventuales. Como resultado de ello algunas compañías están creando redes alternativas sobre la bases de la tecnología que da sustento a bitcoin.

Pero la tasa de hash (medida de la cantidad de poder de computación que se está dedicando a minar la moneda) llegó a un nivel récord en diciembre último, con la mayor cantidad de transacciones de cualquier período equivalente desde el inicio de bitcoin, según estadísticas del servicio de datos de bitcoin, Kaiko.

Cada una de esas transacciones automáticamente es diseminada a la red global de bitcoin y anotada por los mineros de bitcoin en un registro de transacciones compartido conocido como blockchain o cadena de bloques. Los mineros usan servidores especializados de alto poder para reunir nuevas transacciones en conjuntos llamados bloques, que responden a ciertas especificaciones matemáticas cuando se los analiza en combinación con bloques formados previamente.

Se los premia por ello con bitcoins nuevos creados para tal fin, más pequeños aranceles por transacción, por cada bloque matemáticamente válido agregado a la cadena de transacciones. Para lograr que haya un flujo continuo de bitcoin nuevo, la red automáticamente ajusta la gama de valores de una función de hash matemática que los bloques válidos pueden producir de acuerdo con el incremento o el decrecimiento del poder computacional dedicado a la minería de bitcoin.

Actualmente la red global de mineros computa alrededor de 700 trillones de hashes o 700 petahashes (mil billones) por segundo. Valery Vavilov, el CEO de la compañía de tecnología de minería de bitcoin BitFury, predijo en un correo electrónico a Fast Companyque la red pronto entrará en la era del “exahash”, computando más de un cuatrillón de hashes por segundo, gracias en parte a nuevos chips de minería más rápidos que distribuirá el año entrante.

Mientras BitFury conduce sus propias operaciones de minado a gran escala, la compañía acaba de inaugurar la semana pasada un nuevo centro de datos masivo en Tbilisi, Georgia, que Vavilov dice que por sí sólo transformará 40 megavatios de energía a entre 400 y 650 petahashes. También ofrece en venta sus chips a otros mineros. Porque aunque controlar más capacidad de minado por lo general significa más bloques agregados a la cadena y más ingresos en bitcoin, la comunidad bitcoin es inherentemente temerosa de que cualquier organización individual controle más de la mitad de la capacidad mundial de minado.

“Como actor responsable de la comunidad bitcoin trabajaremos con socios de integración y revendedores para hacer que nuestra tecnología única esté ampliamente disponible, asegurando que la red siga descentralizada y lleguemos juntos a la era exahash”, dijo Vavilov en una declaración reciente.

Que cualquier compañía tenga una mayoría que le dé control de la capacidad de minado le daría demasiado poder para manipular qué transacciones se registran en la cadena permanente y en qué orden, lo que podría provocar una corrida de venta de bitcoins si los usuarios llegaran a desconfiar de la moneda.

Alta volatilidad

Actualmente, bitcoin está operando aproximadamente un 35% por encima de su cotización respecto del dólar en comparación con igual fecha del año pasado (cuando tocó los US$ 435 por bitcoin), pero eso está lejos de su pico de hace dos años, cuando por un momento operó a más de US$ 1200 por moneda. La moneda cayó de ese récord luego del colapso de un mercado de bitcoin con sede en Tokio, Mt. Gox.

Y si bien este año el bitcoin se volvió más fácil de vender y comprar que nunca, gracias a una red en expansión de cajeros automáticos de la moneda, mercados de bitcoin y operaciones entre pares a través de servicios como el sitio de avisos clasificados Local Bitcoins, quienes respaldan la moneda aún no han encontrado la manera de hacerla indispensable para el usuario de Internet común.

En el último año también se vio el colapso de una cantidad de negocios relacionados con bitcoin, desde compañías de minado afectadas por la declinación del valor de la moneda hasta empresas dedicadas a los consumidores que no lograron tracción.

El pool de minado de bitcoin BTC Guild, que permitía a los mineros compartir los riesgos y premios del minado de la divisa digital, cerró este verano boreal, atribuyéndolo a una mayor competencia y a la incertidumbre regulatoria. La firma holandesa Mining Asics Technology se declaró en quiebra en enero luego de no poder entregar hardware de minado pedido, según el servicio de noticias de bitcoin CoinDesk. La compañía GAW Miners de minado con sede en Connecticut cayó en el caos por controversias en torno a su propia alternativa de bitcoin, conocida como Pay Coin y por una demanda de la Comisión de Títulos y Cambios (SEC es la sigla en inglés), en la que se alega que de modo fraudulento vendió participaciones en exceso en su operación de minado.

“No había equipo de computación para respaldar la gran mayoría de las participaciones que vendió el acusado”, alega la SEC.

Por el lado del consumo, el sitio de crowdfunding basado en bitcoin Swarm cerró por disputas entre sus fundadores y la falta de fondos, según la agencia de noticias Coin Telegraph. Las bolsas de bitcoin Yacuna, Harborly y Vault of Satoshi, cada una de las cuales permitía a los clientes cambiar bitcoin por moneda convencional, también dejaron de operar en 2015, según CoinDesk.

Mientras tanto una gran variedad de compañías financieras y de tecnología han comenzado a analizar seriamente la posibilidad de aprovechar la tecnología de blockchain y en algunos casos incluso la red de bitcoin misma para registrar otros tipos de transacciones financieras.

“El avance en registros distribuidos puede ofrecer tremendas oportunidades evolutivas en servicios financieros e impulsar nuevas oportunidades y eficiencias en la inversión institucional”, dijo Antoine Shagoury, jefe de información global de State Street, en una declaración reciente.

State Street se sumó a bancos como JPMorgan y Wells Fargo, junto con compañías de tecnología como IBM e Intel, para anunciar hace unas semanas un esfuerzo conjunto para desarrollar una tecnología de cadena de bloques empresaria de código abierto, administrada a través de la Fundación Linux, sin fines de lucro.

Las compañías apuestan a que las mismas estructuras básicas de datos que permiten a los usuarios de bitcoin seguir las transferencias de la divisa digital también pueden ser usadas para seguir la propiedad de activos más tradicionales. Funciones de hash criptográficamente seguras similares pueden asegurar que registros compartidos se mantengan a prueba de manipulaciones y los formatos de bloque estandarizados pueden reducir las complicaciones de transacciones que ahora requieren actualizar bases de datos con formatos diferentes de múltiples instituciones.

“La tecnología de registro distribuida destrabará el potencial digital pleno de los mercados de capitales y los servicios financieros en general, permitiendo abandonar los actuales sistemas basados en la conciliación (es decir, la cámara compensatoria), que son muy costosos y altamente ineficientes”, dijo David Treat, director ejecutivo de servicios financieros de Accenture, en una declaración en la que anunció la participación de la compañía.

Y Overstock.com, que experimentó con la venta de bonos especiales cuya propiedad quedó registrada en la cadena de bloques de bitcoin este año, anunció este mes que obtuvo aprobación de la SEC para ofrecer securities adicionales transferidas a través de ese mismo registro compartido.

“Salvo descripción diferente en el suplemento del prospecto correspondiente, las transacciones de nuestras securities digitales en el [nuevo sistema de operaciones] utilizarán la cadena de bloques de bitcoin como el registro distribuido relevante, capitalizando por tanto el enfoque de consenso basado en algoritmos establecidos de bitcoin para la validación de registros de propiedad“, dijo la compañía en una presentación ante la SEC en noviembre.

Con información de La Nación