×

Rusia achaca a Arabia Saudí y a otros países del Pérsico el fracaso en Doha

Foto: Reuters / Archivo.

(Moscú, 18 de abril. EFE).- El ministro ruso de Energía, Alexandr Novak, achacó hoy a Arabia Saudí y a otros países del golfo Pérsico la falta de acuerdo en la reunión de Doha sobre la congelación de la producción de crudo a fin de propiciar la recuperación de sus precios en los mercados internacionales.

Lea

- Países productores y de la Opep se reúnen en Qatar para debatir el futuro de los precios petroleros

“Ahora, seguramente, no es ningún secreto: fueron Arabia Saudí y una serie de países del golfo Pérsico”, dijo Novak a la cadena de televisión rusa NTV al contestar a la pregunta de quiénes fueron los responsables del fracaso de la iniciativa.

Según el titular de Energía, la falta de consenso para congelar la producción de crudo influirá negativamente en su precio, toda vez que el mercado esperaba el logro de un acuerdo.

“Seguiremos de cerca la marcha de las consultas en el seno de la OPEP (la Organización de Países Exportadores de Petróleo). Consideramos que la pelota está en el campo de la OPEP”, dijo Novak, citado por la agencia Interfax.

Negó que la causa del fracaso de la reunión de Doha fuera la postura de Irán, que ha anunciado que no congelará la producción de petróleo.

“No ha sido Irán la causa de la falta de consenso. ¿Cómo puede un país que no ha participado en la reunión ser la causa de que no se haya logrado un acuerdo?“, se preguntó.

Explicó que Arabia Saudí considera que en el acuerdo deben participar todos los países productores de crudo.

“Nosotros consideramos que no es imprescindible que participen todos los países productores. Con los 18 países que participaron en la reunión (de Doha) sería suficiente”, agregó.

Novak declaró que Rusia no pretende que la totalidad de los exportadores de crudo se unan al acuerdo.

“Exigir que se sumen todos no es totalmente correcto ni conveniente”, subrayó.

El ministro de Energía añadió que la ausencia de un acuerdo para congelar la producción de crudo no tendrá consecuencias negativas para Rusia.

“Nuestras compañías son altamente competitivas, y creemos que el mercado debe equilibrar la oferta y la demanda”, explicó Novak, aunque admitió que la congelación de la producción de crudo permitiría acelerar la consecución de ese equilibrio.

Según sus cálculos, sin un acuerdo para congelar la producción, el mercado del crudo, si se mantienen las actuales tendencias, podría estabilizarse hacia mediados de 2017.

Al mismo tiempo, el ministro recalcó que Moscú considera que aún está abierta la posibilidad de lograr un acuerdo.

Además

- La oferta del petróleo sigue siendo “superabundante”, aseguró la Opep