×

Aguda crisis en Puerto Rico provoca que cada día aumente más la emigración a EE UU

Foto: Archivo / EFE

(San Juan, 04 de mayo. EFE).- La aguda crisis que atraviesa Puerto Rico desde hace una década provoca que la isla esté viviendo el mayor éxodo de su historia moderna, con una emigración a EE.UU. que aumenta cada día y que sólo el año pasado se calcula que arrastró al 2 % de la población.

Lea

Marco Rubio gana primarias republicanas en Puerto Rico

Raúl Figueroa, uno de los especialistas en demografía más prestigiosos de Puerto Rico, señaló hoy a Efe que, según la información preliminar disponible, en 2015 dejaron la isla cerca de 70.000 personas con destino, principalmente, a EE.UU., ya que los puertorriqueños tienen pasaporte estadounidense.

A falta de datos definitivos, que se publicarán en verano, Figueroa resaltó que se trata de una cifra preocupante si se tiene en cuenta que en el territorio caribeño a 1 de julio de 2015 -último dato disponible- vivían sólo 3.474.182 personas.

Según el recién difundido Perfil del Migrante 2014, durante ese año la isla ya sufrió una pérdida del 1,8 % de su población, con el traslado neto de casi 64.000 personas.

“La emigración puede aumentar si llega la junta de supervisión fiscal desde Washington”, sostuvo el demógrafo sobre la posibilidad de que el Congreso estadounidense someta a Puerto Rico al control de una entidad federal que dicte las políticas económica y fiscal.

Puerto Rico incurrió el pasado 1 de mayo en su primer impago masivo de deuda, al no pagar el principal de una deuda que ascendía a 422 millones de dólares.

El gobernador, Alejandro García Padilla, alegó que no disponía de liquidez para hacer frente a la vez a la deuda y a los servicios básicos para la población.

La emigración aumentará si empeoran los servicios prestados, se cierran escuelas y no se pueden proveer los empleos que necesita la población”, dijo Figueroa sobre el panorama que supondría la posible llegada de la temida junta de control, que puede llevar aparejados más recortes en servicios sociales y el despido de funcionarios.

Figueroa destacó que si la situación empeora “no es exagerado” pensar que en el horizonte de 2020 la población de Puerto Rico pueda reducirse hasta 3,2 millones de personas, lo que sería una pérdida del 8 % si se toma como referencia la cifra actual.

Buena parte de la población que abandona la isla son jóvenes en edad reproductiva, lo que también amenaza el crecimiento poblacional natural.

“De hecho ya este año o el próximo habrá más muertes que nacimientos”, indicó el especialista, tras recordar que la tasa de natalidad actualmente es de 1,3 hijos por mujer, muy lejos de los 2,1 hijos en que se sitúa la tasa de reemplazo (la media de hijos que tiene que tener una mujer para mantener la población actual).

Así, la crisis económica está jugando un papel fundamental en la demografía de la isla, que de seguir la actual tendencia podría, incluso, bajar de los tres millones de habitantes hacia 2030.

Se calcula que en la última década Puerto Rico ya ha perdido cerca del 10 % de su población y las cifras actuales ya son las más elevadas de la historia moderna, superiores incluso a las de la llamada “la Gran Migración” de los años 50, según cifras del Instituto de Estadísticas.

Por aquel entonces la mayor parte de los puertorriqueños que emigraron lo hicieron a Nueva York, mientras que en esta oleada se concentran más en Florida y Texas.

El Gobierno de la isla se enfrenta a principios de julio a nuevos y millonarios vencimientos de deuda que sus principales funcionarios ya han adelantado que serán muy difíciles de saldar.

El demógrafo dijo que si la situación sigue deteriorándose, más y más puertorriqueños harán las maletas, un colectivo que a diferencia de sus abuelos o padres ya no se sienten en la necesidad de retornar a la tierra que les vio nacer.