×

Guerra de aranceles entre Colombia y Panamá tensa las relaciones bilaterales

Foto: municipiocolon.gob.pa

(Caracas, 04 de agosto. Noticias24).-Colombia extendió los aranceles a textiles y calzados de la Zona Libre de Colón (ZLC) de Panamá, que respondió con el alza de la tasa de importación de productos que llegan del país andino, en una especie de guerra comercial que tensa y puede complicar las relaciones bilaterales.

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, alertaba el martes que las relaciones diplomáticas entre dos países “aliados y amigos” tenían que “ser integrales”, al quejarse de que Colombia no terminaba de aceptar “de una vez por todas” un fallo de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que declaró ilegal el arancel a las reexportaciones de la ZLC.

El mismo martes el Gobierno de Varela rechazó la decisión de Colombia de prorrogar hasta noviembre próximo el cobro del arancel, vigente desde 2012, y anunció un decreto con vigencia hasta diciembre próximo que aumenta la tasa de importación de flores, carbón mineral, cemento sin pulverizar y prendas de vestir, productos que proceden generalmente de suelo colombiano.

El Gobierno panameño también dijo que pedirá al Parlamento la aprobación de un proyecto de ley que establece medidas migratorias y tributarias, entre otras, y crea una lista negra de países para aplicarlas a los Estados que discriminen a Panamá, aunque no se refirió a Colombia específicamente.

El tema de los aranceles empaña una relación que “en todos los demás aspectos marcha normalmente, a pesar de la dificultad de algunos temas como el migratorio”, dijo este miércoles a Efe el exembajador e internacionalista panameño Nils Castro.

Para Castro, el de los aranceles es “la crónica de una controversia a anunciada” dada la tozudez de Colombia por no acatar el fallo de la OMC, que Panamá afrontó con una paciencia demostrada en “las reiteradas advertencias de que si las cosas no cambiaban no quedaría más remedio que apelar a la ley de retorsión” o reciprocidad.

El exembajador panameño en México dijo además que le sorprende la actitud del presidente Juan Manuel Santos, quien ha demostrado su “habilidad” en el manejo de relaciones comerciales internacionales en casos complicados como el venezolano.

“Ese pedir y a la vez acceder que ha demostrado con Venezuela, tendría muy buenos motivos para hacerlo igualmente con Panamá”, dijo el diplomático.

La historia de las relaciones bilaterales ha estado salpicada repetidamente de situaciones de tensión que, a juicio de Castro, deviene del hecho de que “Colombia nunca se ha acomodado a la idea de que Panamá ya no es más, ni volverá a ser, un departamento suyo”.

El hecho de que Colombia acepte el fallo de la OMC “sería un buen camino para crear las condiciones propicias para negociar bilateralmente otros temas” pendiente en las agenda común, añadió.

En enero de 2015 el Ministerio de Comercio e Industria de Panamá anunció que no presentará ante el Parlamento para su aprobación el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Colombia, hasta que ese país eliminara los aranceles ya declarados ilegales por la OMC.

Para el economista panameño Adolfo Quintero, una de las medidas que debe tomar Panamá frente a la controversia arancelaria con Colombia “es revisar el tratado de libre comercio”, firmado por los dos países en septiembre de 2013 después de 4 años de negociaciones.

Quintero aplaudió la medida panameña de aumentar los aranceles de importaciones de productos “que vienen de la hermana República de Colombia” en respuesta a la extensión el decreto colombiano que viola las normas de la OMC.

Otra medida que debería ponerse en práctica en el corto plazo es la de pedir visa a los colombianos quienes, dijo Quintero, “vienen en gran cantidad a Panamá no hacer turismo, a invertir y gastar” sino a lograr ingresos y llevárselos a su país.

Precisamente la creación de impuestos a dividendos o remesas al exterior es una de las acciones que establece el proyecto de ley aprobado el martes por el Ejecutivo y que reestructura las medidas de retorsión o reciprocidad en caso discriminación contra Panamá por parte de otros Estados.

Pese a la tensión bilateral, tanto Quintero como Castro recomendaron a Colombia y Panamá sentarse a dialogar, pero sin presiones ni precondiciones.

Con información de EFE