×

Petróleo nuestro de cada día: ¿Se está estabilizando el precio del crudo?

Foto: Archivo / EFE

(Caracas, 12 de agosto. Noticias24).- Desde el año 2014 comenzó un declive de hasta un 70% en los precios del petróleo como resultado del aumento de los inventarios internacionales del crudo, y en consecuencia la economía de muchos países en el mundo se han visto afectada.

Hoy en una nueva entrega de “petróleo nuestro de cada día” responderemos la incógnita que muchos se preguntan ¿Se está estabilizando el precio del petróleo?

A continuación el artículo íntegro:

Las últimas semanas han mostrado, en el mercado del petróleo, una clara propensión a la estabilidad en las cotizaciones. De hecho, el precio del barril ha sufrido pequeñas modificaciones, lo que ha venido configurando una suerte de banda de precios, en torno a los USD 45.

Esta situación pareciera abonar al punto de la estabilidad en el mercado de la energía, valga decir de la oferta y la demanda de crudo y sus derivados, tal como fue advertido por las principales agencias de pronóstico de mercados y a contramano de lo acotado por la Opep, que advierte de una tendencia al aumento en la demanda de petróleo, lo que supondría una oportunidad para el incremento en los precios.

Sea cierto o no el aserto de la organización petrolera, cabe una pregunta: ¿Esta tendencia a la estabilidad, será permanente o solo coyuntural?

Sí algo han permitido comprobar los recientes cambios en las cotizaciones del barril, es que existen factores extra económicos que inciden en el comportamiento de los agentes y factores intervinientes.

Esto reitera una vieja hipótesis que indica que el mercado de la energía se rige, solo, parcialmente por las consabidas leyes de la oferta y la demanda, y que esta relativa validez impacta asimétricamente sobre los actores económicos por la diversidad de intereses y la propensión a la financiarización que se ha entronizado en los mercados de las materias primas o commodities.

La multiplicidad de agentes y factores que tienen vida activa en estos mercados de la energía supone una matriz de intereses que convergen y divergen, de forma dinámica. Estos patrones de requerimientos definen el sentido de complejidad y diluyen lo efectos directos de la oferta y la demanda de crudo.

Por ejemplo, los intereses de los especuladores que juegan a la baja de precios, sosteniendo posiciones cortas en los mercados a futuro, contradicen los intereses de algunos países productores. Los deseos de obtener lucro de los especuladores que juegan a posiciones largas, contrarían las expectativas de países y organizaciones de compradores que procuran reducciones en sus facturas de compras de energía.

A estos factores de compleja contradicción se agregan aspectos geopolíticos, con incidencias más estratégicas.

Los recientes acuerdos entre Rusia y Turquía, hablan de la posibilidad de consolidar los acuerdos para el paso de gasoductos a través del mar negro y los territorios de ambas naciones, esta posibilidad de conexión supondría la anulación de la relevancia de los gasoductos que llevan el gas ruso a través de los países bálticos como Ucrania o Letonia, afectando intereses de las empresas distribuidoras en Hungría, Polonia y Alemania.

Estos acuerdos económicos establecidos en ocasión del primer viaje al exterior del Presidente Turco Recip Erdogan, luego del fracasado golpe de estado, que cada día se evidencia como auspiciado por el servicio secreto americano, parecieran anunciar que no serán estos los únicos compromisos a los que arriben estos mandatarios.

El segundo factor que está incidiendo en el comportamiento de los precios petroleros es el relativo a la financiarización, que ha venido trocando lo tangible del mercado energético en instrumentos financieros transables, útiles solo para la especulación financiera. Este proceder económico ha venido aposentándose y es, sin duda, el ductor en comportamiento de los agentes participantes en los mercados de valores y de futuros.

Cabe acotar, que los factores convencionales del mercado, valga decir la capacidad de los oferentes y demandantes para influir en los precios y cantidades transadas siguen teniendo pertinencia. De hecho, las reuniones de bajo perfil que han venido sosteniendo representantes de países productores como Venezuela, Ecuador, Rusia, Kuwait, Angola y Argelia, han repercutido en la tendencia alcista leve que han tenido los precios.

En consecuencia, pareciera prudente ante la incertidumbre que sigue matizando el mercado energético, insistir en la racionalización del gasto público; en la profundización de la substitución de importaciones y en el proceso de procura de nuevos mercados y clientes.

Escrito por: Rafael Antolinez / Noticias24