×

Petróleo Nuestro de Cada Día: El acuerdo petrolero ruso-saudí

Foto: Reuters

(Caracas, 05 de septiembre. Noticias24).- En las reuniones bilaterales que se realizan entre los líderes asistentes, en el marco del G20, ha acontecido un encuentro que ha dado resultados inmediatos. Nos referimos al acuerdo petrolero que se ha establecido entre Rusia y Arabia Saudita.

No es de poca significación este evento, de hecho el impacto sobre el mercado fue inmediato y el precio de los barriles marcadores subió más de 0,70 US$, al conocerse los aspectos esenciales del acuerdo suscrito por los ministros de energía de ambos países. Esta firma es consecuencia de la reunión sostenida entre el Presidente Putin y el príncipe Saudí Mohammed Bin Salman, segundo en la línea de sucesión del trono saudita.

El acuerdo de cooperación incluye la posibilidad de reducir la producción, primer paso efectivo para limitar el exceso de oferta adecuándola al ritmo de evolución de la demanda. Para esto, ambos países acordaron establecer un panel de expertos que hagan efectivo seguimiento a las evoluciones del mercado y sugieran sets de propuestas que permitan mantener el equilibrio del mercado energético.

Este acuerdo es una auspiciosa antesala al Foro Internacional de Energía, que se efectuará en Argelia entre el 26 y el 28 de septiembre, donde acontecerán reuniones informales de ministros de Energía y Petróleo y preámbulo de la reunión cumbre, del 30 de noviembre, en la sede oficial de la OPEP en Viena.
Este acuerdo ocurre luego que diversos países miembros de la OPEP hiciesen llamados para moderar el nivel de la producción y evitar la caída de los precios en el mercado petrolero, es particularmente relevante porque implica el acuerdo entre dos de los más importantes productores.

Arabia Saudita había evitado asumir un compromiso explícito para reducir sus volúmenes de producción y exportación, exigiendo el consenso entre todos los países miembros de la organización, propuesta rechazada por el gobierno Iraní, que aducía que con ello se eternizaban las sanciones que las potencias occidentales habían impuesto a la República Islámica de Irán.

Las razones de Arabia Saudita para variar su posición inicial tienen que ver con las dificultades presupuestarias que atraviesa el reino, que han provocado tensiones entre la población y han forzado al gobierno a incrementar el número de expulsiones de extranjeros que viven en Arabia Saudita como trabajadores.

El marco donde se ha definido el acuerdo es el más auspicioso, dado que los ojos del mundo están enfocados en la reunión del G20 en Beijing. El Presidente Chino, Xi Jinping, es el anfitrión de esta reunión que agrupa a las principales economías del mundo, sus miembros aportan un poco más del 90% del PIB mundial y concentran el 80% del comercio mundial.

El presidente Jinping, no ha desaprovechado la audiencia mundial y ha definido en sus intervenciones, un discurso que aboga por la salvaguarda del libre comercio y la disminución de las restricciones comerciales, como mecanismo que reduzca las tensiones entre naciones y disminuya las diferencias económicas que persisten.

Este foro procura la estabilidad financiera y económica internacional y su consolidación ha desplazado a las otras instancias de discusión económica, el G8 y el G8+5, con mayor tradición, como espacios de diálogo para tratar temas económicos relevantes, coyunturales o estratégicos.

Elaborado por:
Rafael Antolínez / Noticias24