×

La FED y el aumento de las tasas de interés en Estados Unidos

Foto: Pinterest.

(Caracas, 16 de septiembre. Noticias24) – El economista Rafael Antolinez, escribió un artículo sobre las tasas de interés en EEUU y los eventuales impactos sobre las economías del mundo, concebido como parte esencial de su columna “Entendiendo la economía” (ELE).

La FED y el aumento de las tasas de interés en Estados Unidos

La decisión adoptada en la última reunión de la Reserva Federal (Banco Central de los Estados Unidos) de mantener el nivel actual de las tasas de interés, probablemente no agradó a la Presidente del organismo, la Sra. Janet Yellen quien ha insistido en la necesidad de incrementarlas para estimular el ahorro y avanzar en el proceso que pondría fin a esta etapa recesiva de la economía norteamericana.

Este predicamento había logrado apoyos entre los miembros del Comité Federal del Mercado Abierto, que también dirige la Sra. Yellen y que es el principal órgano decisorio de la FED (nombre con el que también se conoce a la Reserva Federal).

Sin embargo, los resultados evidenciados en el mercado del trabajo, que mostró una débil creación de empleos, inferior a la esperada, impuso la idea de esperar. Los pocos que adversan la idea del incremento en las tasas habían advertido que además del efecto sobre el mercado laboral, se resentiría el de bienes y servicios, pues el costo incremental del dinero generaría una caída en el consumo de las familias.

La Sra. Yellen ha desdeñado ese argumento resaltando que el impacto del aumento sobre el mercado del trabajo es marginal y que habría beneficios adicionales con la adopción de esta medida. Arguye, que el aumento sería de un 0,50%, casi similar al actual y acota, adicionalmente, que el mercado laboral está cercano al pleno empleo y la tasa de inflación está controlada, cercana al 2%, nivel estimado por la FED para el año en curso.

El atraso en la adopción de la propuesta de aumentar las tasas, ha provocado reacciones diversas en los mercados de valores. El índice de la bolsa de Nueva York (NYSE) ha venido cayendo desde el viernes 9 de septiembre, arrastrando a otras bolsas del mundo. Esta caída en las cotizaciones ha impactado asimismo sobre los precios de los principales commodities, que retrocedieron sensiblemente.

Este efecto negativo fue apenas inferior al ocurrido al lunes posterior a la decisión del electorado británico de excluirse de la Unión Europea. Esta oleada de ventas de acciones y bonos sólo puede entenderse por el nerviosismo imperante entre los inversionistas, que temen que el deseo de la Sra. Yellen se concrete en fecha tan cercana como la última semana de septiembre.

Entre los analistas y técnicos, crece la convicción que la política monetaria de la Reserva Federal está llegando al límite de su capacidad para procurar el equilibrio del mercado. De hecho autoridades monetarias como Eric Rosengren, presidente del Banco de la Reserva Federal de Boston, han afirmado que es imperativo e impostergable un alza en la tasa de interés para evitar el peligro de un recalentamiento de la economía.

Las palabras del alto funcionario de la FED fueron el detonante de la reacción en cadena del mercado bursátil, toda vez que los inversionistas descuentan el flujo de efectivo futuro y tratan de mantener altas posiciones líquidas, prefiriendo posicionarse en efectivo sobre los papeles.

Si se concretase la decisión alcista, significaría adicionalmente, alejarse de las decisiones que están asumiéndolas autoridades monetarias Europeas que plantean el mantener tasas de interés bajas e incluso negativas.

Para los países de la América Latina y particularmente para Venezuela, una decisión como la comentada, implicaría un incremento en los montos que habrán de erogarse como razón de amortización de la deuda externa y, en nuestro caso, por pagos de intereses de aquellos bonos que se vendieron en bolívares y estaban denominados en US$.

Realizado por: Rafael Antolinez / Noticias24