×

Petróleo Nuestro de Cada Día: La OPEP y la AIE, pronósticos encontrados

Foto: EFE

(Caracas, 19 de septiembre. Noticias24).- No pueden existir sorpresas cuando alguna de estas entidades, la OPEP o la AIE, hacen públicos sus pronósticos sobre el eventual comportamiento del mercado petrolero.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) reúne a los trece países que adicionan a su condición de países productores la de exportadores de crudo, lo que, obvio implica que las posiciones y políticas que expresan, estarán sesgadas por el interés que satisfaga a sus naciones miembros, oferentes relevantes en el mercado energético.

De manera similar, la Agencia Internacional de Energía (AIE) que representa los intereses de los veintinueve países, más importantes importadores de energía fósil, define un enfoque centrado en la defensa de los intereses de las naciones compradoras de petróleo.

A pesar de las naturales diferencias que existen entre estas entidades por los intereses que defienden, el hecho de conformar un mercado que se caracteriza como Oligopolio Bilateral, les condiciona y obliga a arribar a acuerdos. Por ello es harto significante conocer cuáles son las visiones que mantienen sobre el devenir cercano del mercado energético.

De acuerdo a las perspectivas que ha presentado la OPEP, la demanda diaria de crudo promediará los 32, 48 millones de barriles para 2017. Esta cifra implica una disminución de más de medio millón de barriles diarios, frente a la primera estimación realizada. A pesar de este leve retroceso, se estima una mejora sutil en los precios que lo ubicarían en torno a los 55 US$, para el barril marcador Brent.

Las bases en las que fundan estas consideraciones se centran en la mejora pequeña que evidencia la economía mundial y la creciente demanda de energía de economías de diferentes regiones del mundo como Japón, Brasil, Argentina y la India.

Advierten, sin embargo que los nuevos productores, que han ido llegando al mercado, pudiesen provocar breves desequilibrios que presionen los precios a la baja, tanto porque la oferta convencional pueda exceder a la demanda global como por la consolidación de matrices energéticas alternas, basadas en crudo de esquistos y fuentes de energía alterna.

La AIE, por su lado también ha realizado consideraciones sobre el eventual devenir del mercado energético. El jefe de esta entidad Fatih Birol, estima que el equilibrio en el mercado petrolero se alcanzará a finales del 2017, porque el actual superávit de crudo, responsable del no crecimiento en los precios del barril, se irá reduciendo paulatinamente.

Dos factores, estima como fundamentales para que se generen las condiciones que conducirán al equilibrio en el mercado del crudo, la caída de la producción de los productores extra OPEP, que estima cercana a los 900.000 barriles por día (bpd), en particular en Estados Unidos, y por el crecimiento de la demanda que estiman en 1,3 millones de bpd, adicionales, este año.

Ello, sin embargo, no implicaría un incremento significativo en los precios que estarían constreñidos por la competencia que supone las fuentes alternas de energía.

Es importante significar el papel relevante que cada una de estas entidades están asignando a las fuentes alternas de energía, dado que la reducción de costos en la capacidad de generación, les ha tornado competitivos frente a los vaivenes que evidencia el mercado petrolero mundial y, adicionalmente, los avances tecnológicos han difuminado su aplicación y difusión.

Por ello es particularmente recomendable a las autoridades energéticas venezolanas, la definición de patrones de reducción de costos en la producción convencional, la fidelización de los mejores clientes internacionales y el diseño y aplicación de políticas que propendan a la reducción del consumo interno de petróleo y su substitución por matrices energéticas alternas.

Elaborado por:

Rafael Antolinez / Noticias24