HERRAMIENTAS


El ministro de Economí­a y Finanzas, Alí­ Rodrí­guez, afirmó el miércoles que la economí­a venezolana entró en un ciclo de “recuperación” tras la contracción de 2,4% que sufrió en segundo trimestre del año, y dijo que para el 2012 se espera un crecimiento de 4%.

“Comienza a detenerse la caí­da, comienza a haber recuperación”, dijo Rodrí­guez a la prensa durante un foro en una universidad capitalina, e indicó que el gobierno mantiene la estimación de “crecimiento 0″ para este año.

El ministro sostuvo que de lograrse el crecimiento de 0% al cierre de la segunda mitad del año serí­a “un logro dada la situación”. El producto interno bruto (PIB) registró en el segundo trimestre del año una caí­da de 2,4%, después de cinco años de crecimiento continuo, arrastrado por la crisis financiera mundial y los bajos precios del petróleo.

En cuanto a las proyecciones para el 2010, el ministro expresó que se mantiene la meta de crecimiento de 0,5%, prevista en el presupuesto fiscal del próximo año, y anunció que el gobierno prevé que para el 2012 una activación del aparato productivo del orden de 4%.

En cuanto a las proyecciones para el 2010, el ministro expresó que se mantiene la meta de crecimiento de 0,5%, prevista en el presupuesto fiscal del próximo año, y anunció que el gobierno prevé que para el 2012 una activación del aparato productivo del orden de 4%.

“Para el año próximo el nivel de crecimiento que nos hemos planteado es conservador, de 0,5%, con la idea de ir llegando progresivamente hasta un 4%…podrí­amos llegar primero a un escalón de 2% y 3%, y luego hacia el 2012, por allí­, llegar a 4%”, agregó.

El ministro dijo que para estimular el crecimiento económico el gobierno realizará inversiones en infraestructura, especialmente en sectores como en el eléctrico donde reconoció que ha habido un “rezago” de inversiones que ha incidido en el fuerte déficit de generación eléctrica que enfrenta el paí­s actualmente.

Rodrí­guez mantuvo reservas sobre las estimaciones del precio del petróleo para el próximo año, y dijo que “la tendencia en este momento es llegar a los 60 dólares en el caso de la cesta (de crudos) venezolana”.

El gobierno estimó para el próximo año un presupuesto fiscal de 159.410 millones de bolí­vares (unos 74.144 millones de dólares) bajo el escenario de un precio del barril de 40 dólares.

Venezuela mantiene una fuerte dependencia del petróleo debido a que genera 93 de cada 100 dólares que ingresan al paí­s por exportaciones.

Las exportaciones petroleras mostraron en el segundo trimestre una caí­da de 51,8% para cerrar en 13.756 millones de dólares, en comparación con el 2008.

El descenso en los ingresos por exportaciones petroleras afectó las entrega de divisas por parte del gobierno para las compras externas, lo que hizo caer las importaciones en 11,8% entre abril y junio.

Rodrí­guez se abstuvo de señalar si el gobierno realizará en breve ajustes en el control de cambios, que está vigente desde el 2003, y solo indicó que “se está analizando con todo cuidado” el mercado.

“Cuando hay que tomar decisiones de Estado hay que ser muy cuidadoso”, agregó.

“Cuando hay que tomar decisiones de Estado hay que ser muy cuidadoso”, agregó.

La corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) realizó el mes pasado una emisión de bonos por 3.200 millones de dólares que fue utilizada por el gobierno y el Banco Central de Venezuela para tratar de reducir las presiones sobre el mercado paralelo donde la paridad cambiaria se cotiza a más de doble de la tasa oficial que es de 2,15 bolí­vares fuertes por dólar.

El ministro reconoció que durante este año hubo una merma en la entrega de dólares por parte de Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), y anunció que para el 2010 es “bastante probable que se incremente” las autorizaciones de divisas para las importaciones.

Puede ver las declaraciones del ministro Alí­ Rodrí­guez en nuestra sección de videos pulsando aquí­

Copyright 2009 The Associated Press.

economía » en esta sección

buscador