La Deuda: Chávez pagó $110 MM y todaví­a debe ,…¡$ 75 mil millones!

Reporte Diario de la Economí­a.- La deuda pública fue un problema en el pasado, lo es en el presente y por los vientos que soplan lo será en el futuro. Año tras año grandes erogaciones de capital se van al exterior cubriendo en primera instancia los pagos internacionales en divisas, de la misma manera que en segunda grado ahora se satisfacen los pagos en bolí­vares de la deuda interna. La revolución socialista no ha podido con este flagelo interminable que desvirtúa cualquier plan económico, y mas que controlarla la ha expandido con cifras inconsistentes que hace dudar del auténtico saldo de deuda pública.

Astronómica cifra

Tristemente el cuadro de hoy nos trae todo lo que hasta ahora ha cancelado la República por concepto de deuda externa e interna. De esta manera observamos como entre los años 1999 y 2007 según el propio Ministerio de Finanzas, se han pagado por concepto de amortización de deuda externa US$ 27.961 millones, mientras que los intereses de esta, alcanzaron los US$ 17.787,7 millones, para totalizar en nueve años pagos por US$ 45.748 millones.

Por su parte para el mismo periodo, por deuda interna se han amortizado Bs. 78,519 billones y se han pagado Bs. 22,789 billones en intereses, para un monto total de Bs. 101,308 billones que llevados a la conversión respectiva del tipo de cambio por año se convierten en US$ 64.879 millones, por lo que al sumar este total con los US$ 45.748,7 millones cancelados de deuda externa, se alcanza la astronómica cifra de US$ 110.628,6 millones de pagos contante y sonante en la revolución bolivariana!. No obstante, lo peor de esto, es que cómo es posible que aún debamos más de US$ 75.000 millones como lo señalamos en nuestro crack del dí­a de ayer. Resulta ser que aquí­ ha habido suficiente dinero para salir de este flagelo,

Una gran recompra de deuda en el mercado secundario la hubiese reducido en su mí­nima expresión, pero como el mismo es un negocio cí­clico que involucra a los funcionarios de turnos, intermediarios, comisionistas, banqueros y agiotistas -tanto nacionales como internacionales- donde se reparten las comisiones y ganancias, indican que el endeudamiento continuará a costilla de los pobres, pero como sostiene el viejo adagio popular, no hay mal que dure cien años, ni pueblo que lo resista!.

(R.S. -Reporte -22.2.08)