El discurso: Se “fugaron” $88.824 millones

El Banco Central, desesperado por combatir la inflación, volvió a aumentar la tasa de interés de los depósitos de ahorro que, en el 2007, promedió 7,45% y fue aumentada en enero a 10% y ahora se ha establecido en 13%. Esta vez para compensar a la Banca subió también los intereses de las Tarjetas de Crédito a 32%

No obstante a ello, esta polí­tica monetaria de aumentar la tasa pasiva de los bancos, que lógicamente atenta contra los intereses de estos, esta vez sí­ tuvo su doliente en el sector bancario quienes le exigieron al BCV que les recompensara tal aumento a través del incremento en las tasas activas especí­ficamente para la tarjetas de créditos en los mismos 5,5 puntos que han subido las tasa pasivas de cuentas de ahorro desde principio de año, lo cual el BCV para “fomentar la producción y estimular el ahorro” accedió, elevando la tasa de interés para tarjetas créditos a 32%, algo completamente contraproducente si la tarea es frenar la inflación.

Con las medidas del BCV, los deudores tendrán que pagar Bs.F 5.118 millones adicionales y los ahorristas perderán Bs.F 8.314 millones

¿A quién se le ocurre subir las tasas para fomentar la producción? Ni a Franz Kafka, se le hubiera ocurrido subir las tasas de intereses para fomentar la producción, con una economí­a cuyo 50% está en recesión y la inflación más alta del mundo. La decisión que incrementará los costos de producción de los pocos que quedan produciendo, a lo deudores de las tarjetas de crédito, que hoy en dí­a, dicha ayuda se ha convertido en una mera extensión del salario que no alcanza, por la incontrolada inflación, cuando la tarjeta de crédito ni siquiera hoy se utiliza para gastarla en restaurantes o bienes suntuarios, sino para pagar las medicinas y el supermercado. En definitiva, esa medida, lo que va a hacer es terminar de acelerar la morosidad de la banca, ya que los deudores no podrán cancelar los financiamientos.

Fuga de capitales en Venezuela …

1999 – 2007 … 88.824 millones de dólares…

Exclusivo para Reporte.- Desde el año 1950 hasta el año 1998 la fuga de capitales “Capital Flight” fue de US$105.619 un promedio anual de US$2.200. Bajo la administración actual la fuga de capitales ha sido de US$88.824, un promedio anual en estos 9 años de US$9.869 4,48 veces más que en 48 años. Para el año 1998 la inversión extranjera en Venezuela era de US$41.719,-. Al cierre del año 2007 fue US$53.004, un crecimiento absoluto de US$11.285 y en términos relativos 27,05%.

La “inversión” de Venezuela en el exterior en el año 1999 fue de US$27.564; al cierre del año 2007 fue de US$89.450, un incremento de US$61.886, en términos absolutos 44,53%, recursos que salieron del paí­s producto de la desconfianza, discursos incendiarios, irrespeto a la propiedad privada, confiscaciones, inseguridad jurí­dica, expropiaciones etc. Los recursos en el exterior representan 2,07 veces la deuda interna y externa de Venezuela, un gran impulso a la economí­a le darí­a el retorno de estos capitales, pero las inversiones y depósitos no tienen sello polí­tico. (editado por R..S – Reporte – 3.3.08)