Intervienen Mi Casa, Inverunión y Banco del Sol “por problemas graves”

Foto: Edgar Hernández Behrens, Presidente de SUDEBAN – Foto: ABN

El Gobierno de Venezuela informó el lunes que intervino a puertas cerradas tres pequeñas instituciones financieras privadas por problemas graves y de liquidez, engrosando la lista de entidades tomadas por las autoridades desde del 2009.

La Superintendencia de Bancos dijo en un comunicado que la medida se tomó sobre InverUnion Banco Comercial; Banco Del Sol (Banco de Desarrollo) y Mi Casa (Entidad de Ahorro y Préstamo).

“Su intervención ha resultado necesaria e impostergable tras no considerarse viables los planes de recuperación requeridos y encontrarse las tres con problemas administrativos y gerenciales graves que han desembocado en una situación de iliquidez que no les permite cubrir sus obligaciones en el corto plazo”, dijo la autoridad en el comunicado.

Este es el Comunicado completo:

El Consejo Superior acuerda la intervención a puertas cerradas de tres entidades financieras, publicada en Gaceta Oficial extraordinaria de esta misma fecha

El Gobierno Bolivariano y las Autoridades Financieras del paí­s, continúan su labor de velar por la salud y la estabilidad del sistema financiero nacional y por la protección de los derechos y los ahorros de todos los ciudadanos.

Por ello y con el fin de garantizar el saneamiento del Sistema Bancario y Financiero nacional, el Consejo Superior, de acuerdo con la recomendación de la Autoridad Supervisora competente en esta materia, ha decidido proceder a la intervención a puertas cerradas de las tres entidades siguientes: InverUnion Banco Comercial, C.A; Banco Del Sol, Banco de Desarrollo, C.A.; y Mi Casa, Entidad de Ahorro y Préstamo, C.A.

Las tres entidades han sido objeto de medidas administrativas por parte de la Autoridad Supervisora y su intervención ha resultado necesaria e impostergable tras no considerarse viables los Planes de Recuperación requeridos y encontrarse las tres con problemas administrativos y gerenciales graves que han desembocado en una situación de iliquidez que no les permite cubrir sus obligaciones en el corto plazo.

En el Banco Del Sol, Banco de Desarrollo, C.A., 1.498 depositantes, el 97,91%, tienen garantizados sus depósitos por el Gobierno Bolivariano a través del Fondo de Garantí­a de Depósitos y Protección Bancaria (Fogade). En InverUnion, Banco Comercial, C.A, son 1.686 personas, el 95,31% de los depositantes, quienes tienen garantizados sus depósitos. Y en Mi Casa, Entidad de Ahorro y Préstamo, C.A., 162.266 depositantes, el 98,45% del total, tienen así­ mismo garantizados sus depósitos por el Gobierno a través de Fogade.

Con estas medidas el Gobierno Bolivariano reitera su decisión de proteger los derechos y los depósitos de los ahorristas y de seguir saneando y fortaleciendo el sistema financiero nacional, conformado por instituciones y entidades capaces de actuar con la mayor eficiencia y rigor al servicio de los intereses nacionales y de responder adecuadamente a los ciudadanos que les otorgan su confianza.

Los directivos de Inverunión

La Junta Directiva de Inverunión está conformada, según su sitio web, por las siguientes personas:

En ella figura aún el nombre de Jorge Luis Ortega Sánchez, quien falleciera, en marzo de 2009, en un accidente aéreo junto a sus 2 hijos y su compañera sentimental, la ex-Miss Trujillo Fabiola Celadón.

Por su parte, el sitio web de Mi Casa ha sido colocado hoy fuera de servicio, al igual que el del Banco del Sol.

Antecedentes

A fines del 2009, Venezuela vivió una minicrisis bancaria que derivó en la intervención de ocho entidades, y algunas casas de bolsa, que representaban menos del 10 por ciento del total de los depósitos del público.

El Gobierno decidió crear un banco estatal, el Bicentenario, para aglutinar algunas de estas entidades, mientras que decidió liquidar otras.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ya habí­a advertido hace pocos dí­as que su Gobierno tomarí­a cualquier banco que fallara.

Una decena de ejecutivos bancarios se encuentran presos por las investigaciones contra las instituciones intervenidas, incluyendo a Ricardo Fernández Barrueco, que mantení­a amplios negocios con el Gobierno, y Arné Chacón, hermano de un cercano ministro de Chávez que dejó el Gabinete por el escándalo.

Chávez ha llegado a amenazar con nacionalizar la banca si incumple las leyes, en medio de su revolución socialista que ha estatizado desde multimillonarios proyectos petroleros, empresas de electricidad y telecomunicaciones hasta frigorí­ficos y empresas de café.