14 bancos extranjeros en la “convertidora de bonos x dólares”

Reporte Diario de la Economí­a.- ¿Por qué Venezuela está tan ávida de comprar bonos argentinos?

Declaraciones de hermandad y afinidad ideológica era la respuesta que se esgrimí­a desde la administración Kirchner. Pero detrás de estas folclóricas declaraciones, está el negocio “paralelo” que genera la compra de bonos en un paí­s con fuertes restricciones cambiarias.

Una reciente investigación realizada por el matutino argentino “La Nación” revela algunos detalles de las operaciones y desenmascara los nudos donde se definen las grandes ganancias de este negocio.

El tema en principio es bastante sencillo: el gobierno venezolano toma bonos del tesoro argentino a tasas importantes (promedio del 11% en dólares). Esos bonos son comprados a dólar oficial, es decir a 2.150 bolí­vares por dólar y luego, a través de distintos mecanismos financieros, los mismos son vendidos a terceros que los colocan en el exterior, los cobran e ingresan nuevamente a Venezuela con valores que marca el dólar paralelo en el mercado.

$5.600 millones de ganancia

A la fecha, Argentina ya le vendió a Venezuela bonos por un monto superior a los 5.600 millones de dólares. Teniendo en cuenta la relación que existió en estos últimos tres años entre el dólar paralelo y el oficial en el mercado, una simple cuenta muestra que las ganancias por estas operaciones podrí­an ubicarse en torno a los 5.000 millones de dólares. Es decir: casi el 100% del lí­quido involucrado.
“Es el caso de corrupción más grande de la historia de Venezuela -dijo a “La Nación” el economista venezolano Orlando Ochoa- Esto es corrupción africana”. La opinión de Ochoa es la misma que la de algunos banqueros que no han entrado en este circuito de felicidad caribeña.

La mecánica, que fue definida por el economista de izquierda Teodoro Petkoff, fundador del Movimiento al Socialismo, como “el robo del siglo”, muestra la complicidad del sector privado y público para obtener ganancias totalmente al margen de la ley.

En Buenos Aires conocen a la perfección esta modalidad

Hasta el momento, dicen en el mercado, participaron las siguientes entidades privadas: 1- Barclays Bank, 2- Lehman Brothers, 3- Calyon, 4- Welstb AG, 5- AB Svensk Expotkredit SEK, 6- HSBC Bank USA, 7- Credit Suisse, 8- Deutsche Bank, 9- Dresdner Bank, 10- ING Bank, 11- Morgan Stanley, 12- Nomura Bank International, 13- BNP Paribas y 14- JP Morgan.

Es que, en definitiva, todo esto se puede hacer por la intervención que el gobierno realiza sobre el mercado cambiario. Cuanta más intervención, más corrupción.

En Buenos Aires conocen a la perfección esta modalidad. “Son ventanas que deja Chávez en un paí­s con control de cambios”, graficó uno de los operadores consultados por “La Nación”. ¿Fin de la cadena? No aún. Porque hay aquí­ quienes advierten sobre un negocio difí­cil de comprobar: muchas de las ganancias que quedan del lado venezolano migran para seguir con el ciclo de utilidades.

La deuda,… Ni lo uno ni lo otro

¿En que se gastaron más de Bs. 8,8 billones destinados al refinanciamiento y reestructuración de la deuda publica aprobados por Ley de endeudamiento en el 2007?

El ministerio de finanzas por Ley de Endeudamiento 2007 disponí­a de Bs. 9,110 billones para la Refinanciación o Reestructuración de la Deuda y solo consiguió en la Interna una reducción de Bs. 230.000 millones mientras que la Externa aumentó en US$ 33 millones
(Editado por R.S. – Reporte)