indicadores financieros

HERRAMIENTAS
Publicado en Reporte diario de la economí­a – (Venezuela)

En su edición de este miércoles, Reporte diario de la economí­a, reseña como tema principal que en el 2007 el Banco Central de Venezuela terminó con errores y omisiones en la Balanza de Pagos de US$ 2.439 millones, pero el año pasado, según el Mensaje de Fin de año del ente emisor, dicha cuenta inexplicablemente llegó a US$ 3.909 millones.

La Cuenta de “Errores y Omisiones” de toda Balanza de Pagos debe abarcar lo que se conoce como el capital no determinado y flujos de divisas que tienen lugar y que difí­cilmente se pueden registrar, como por ejemplo transacciones ilegales: como contrabando, tráfico de drogas, evasiones del control de cambios, así­ como también cuando existe una gran inestabilidad cambiaria que genera fugas de capitales. Se dice que es un ajuste por la discrepancia estadí­stica de todas las demás cuentas de la balanza de pagos, pero lo cierto del caso, es que su contabilidad se debe reducir a su más mí­nima expresión, porque sino el Estado muestra su propia negligencia e incapacidad en el combate del tránsito de los capitales ilegales.

Palos verdes

En el caso de Venezuela, tal renglón se ha convertido para el BCV en las llamadas y abundantes registros de “otras cuentas” de la contabilidad de la nación, sin que se especifique su registro a su mí­nima expresión sea cual fuere éste. En este contexto, el año 2007, el BCV terminó con unos errores y omisiones en la Balanza de Pagos de US$ 2.439 millones, pero el pasado año, tal cuenta según el Mensaje de Fin de año del ente emisor llegó a US$ 3.909 millones, lo que indica que el directorio negligente del BCV se ha “equivocado” o ha “obviado” semejante cantidad de miles de millones de palos verdes en las cuentas de la nación. La cifra representa un máximo histórico en esta cuenta, cuando la misma supera en US$ 306 millones a los errores y omisiones del año 2001 que alcanzaron los US$ 3.603 millones, siendo los años con menor equivocaciones el 2001 y el 2003 con omisiones aceptables de 567 y 795 millones de dólares respectivamente.

¡Que pena!

Otras definiciones sobre tal cuenta, se refiere a la suma de los saldos de la cuenta corriente y de la cuenta de capital que deben dar igual a las variaciones en las reservas internacionales, pero esto es imposible de medirlo en la Balanza de Pagos de Venezuela, porque incluso dicho saldo tampoco coincide. Así­ las cosas, en el 2008 el saldo de cuenta corriente fue US$ 45.971 millones y el saldo de la cuenta capital y financiera de US$ -37.906 millones, lo que significa que el saldo entre las dos cuentas tuvo que haber sido de US$ 8.605 millones, no obstante el BCV como por arte de magia registra un saldo positivo de US$ 4.156 millones; ¡que llamen a Mambrú que se fue a la guerra… que dolor… que dolor… ¡que pena!

economía » en esta sección

buscador