Brasil fortalecida a pesar de turbulencia mundial, dice Lula

Economista24.- La economí­a brasileña sigue firme a pesar de los mercardos internacionales turbulentos y de la amenaza de crisis en los Estados Unidos, aseguró el presidente Luiz Inácio “Lula” da Silva en su programa semanal de radio. El mandatario brasileño considera que es un momento para confiar en Brasil, pues el paí­s está logrando exportaciones “récord” en numerosos rubros, ha diversificado sus clientes y cuenta con una economí­a interna saludable.

El real brasileño ha ganado terreno (alrededor de un 30% en los últimos tres años) frente al dólar, y el mandatario aprovechó para recordar a los radioescuchas que el PIB, los salarios, el crédito, la producción y las rentas crecen en la gigantesca nación mientras que el mercado interno se encuentra fortalecido.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, aseguró hoy que su Gobierno mantiene una posición de cautela ante la crisis internacional provocada por el temor a una recesión en Estados Unidos, pero insistió en que el paí­s continúa y podrá seguir inmune a esas turbulencias.

“Hasta ahora no hay indicios de que esa crisis pueda causar problemas en Brasil. Aunque, si hay una crisis profunda en los Estados Unidos, una recesión, eso va a provocar problemas en todos los paí­ses del mundo“, afirmó el jefe de Estado en su programa semanal de radio.

“La crisis no llegó a Brasil y nosotros trabajamos con la hipótesis de que esa crisis no va a llegar a Brasil por varias razones”, agregó el gobernante al referirse a una posible recesión que viene siendo considerada como la peor desde la de 1929.

Lula enumeró algunas de tales razones: “primero porque el sistema financiero brasileño no tiene tí­tulos inmobiliarios estadounidenses; segundo porque Brasil está con su economí­a sólida y sustentada mucho más en su crecimiento interno y después en sus exportaciones fuertes; y tercero porque nosotros diversificamos mucho nuestro mercado exportador”.

El presidente aseguró que Brasil exporta en gran volumen tanto hacia toda América Latina, como hacia ífrica, Europa, Estados Unidos, Asia y Medio Oriente, lo que, en su opinión, da una cierta garantí­a de que el paí­s no tendrá problemas.

De acuerdo con el mandatario, Brasil, tras haber diversificado sus compradores, ya no depende apenas de uno u de otro paí­s para colocar sus productos en el exterior.

De esa forma, asegura Lula, “podemos tener menos problemas que otros paí­ses que dependen de los Estados Unidos o de la Unión Europea“.

El gigante del sur tiene una de las economí­as más sólidas y diversificadas del continente, a lo que ha colaborado el gobierno de Lula da Silva con las polí­ticas de independencia energética del paí­s (importa apenas 9% del combustible que consume) y consistentes iniciativas legislativas que estimulan la industria nacional, como la simplificación de trámites y la reducción de impuestos a las empresas manufactureras. El sector industrial brasileño es el tercero más importante del continente, después de los EEUU y Canadá.

La brasileña es la décima economí­a mundial según su Producto Interno Bruto, con un valor de 1.067.000 millones de dólares. La desigualdad sigue siendo un problema nacional, con el ingreso per cápita alrededor de los 6,850 dólares anuales y el 50% de la población accediendo apenas a un 14% del producto nacional.

Lula, que recibió un paí­s con una inflación anual por encima del 12%, ha logrado reducir consistentemente esta variable hasta un 3,1% en 2006.

Ví­a Unión Radio | Foto Europarlamento